MolinosRol

Perro expuesto!!!
 
ÍndicePortalFAQBuscarMiembrosGrupos de UsuariosRegistrarseConectarse
TimoChat

Los Timanteros molamos más
Conectarse
Nombre de Usuario:
Contraseña:
Entrar automáticamente en cada visita: 
:: Recuperar mi contraseña
Temas similares
Últimos temas
» EMPIEZA UNA NUEVA ERA
Jue Sep 10, 2015 3:28 am por Raknar_Fire

» Organizacion de partidas
Miér Ago 26, 2015 11:17 am por Raknar_Fire

» RIP antiguo foro
Miér Ago 26, 2015 6:58 am por Neos (C&P)

» CITAS EPICAS
Dom Oct 07, 2012 9:13 am por sork_mc

¿Quién está en línea?
En total hay 3 usuarios en línea: 0 Registrados, 0 Ocultos y 3 Invitados

Ninguno

La mayor cantidad de usuarios en línea fue 15 el Lun Jul 18, 2011 5:47 am.
Buscar
 
 

Resultados por:
 
Rechercher Búsqueda avanzada

Comparte | 
 

 Cronología personal de Agnus

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Ir abajo 
AutorMensaje
Dandy
Pestirolero
Pestirolero
avatar

Masculino Cantidad de envíos : 51
Edad : 22
Localización : Aquí
Fecha de inscripción : 31/08/2010

MensajeTema: Cronología personal de Agnus   Sáb Oct 01, 2011 12:53 pm

Cronología de Historias de Sheldar.


La historia comienza en la ciudad de Kalaha, en la isla del Sur, una isla caracterizada por su paisaje desértico y su Sol abrasador.

Todo empezó en el momento en el que Leo Van Baltarian, también conocido como “El despojador”, de aspecto misterioso (más bien parecía un simple mendigo); se dirigió a la Taberna de dicha ciudad en busca de hombres corrientes, aventureros o el más cruel y despiadado mercenario que se dispusiera a afrontar una peligrosa misión que él mismo se encargaría de capitanear.

En busca de dichos “engendros” se acercó a mí, Agnus, mientras disfrutaba de mi típica, refrescante y más que sabrosa cerveza, preguntándome si me interesaba un trabajo, pero no como otro cualquiera sobre un tesoro que le interesaba y que podría obtener una suma abundante de dinero (cosa que lógicamente, ME INTERESABA)

Tras esta interesante conversación Leo se fijó en que algo sucedia tras de sí, por lo visto en la conversación entre él y yo existía otra persona. Leo tras descubrirlo se fijó en que era un eanur, una criatura anfibia, mitad hombre mitad pez (Sí, un maloliente pescado que no serviría ni para echar a la cazuela) Y se dirigió a él de manera desafiante.

A falta de respuesta, Leo lo examinó detenidamente de arriba a abajo y decidió incluirlo en la misión tras descubrir nuestros planes.

-¿Cuál es tu nombre, eanur? -Preguntó Leo.
-Emrakul. -Respondió este.

Ya con mi nauseabundo compañero, Emrakul y yo, Agnus, escuchamos los últimos detalles de la misión que nos encargaríamos de realizar, o por lo menos, intentar. Comenzaríamos al alba, sería un largo viaje, de punta a punta de la isla, con lo cual, Leo remarcó claramente en que deberíamos prepararnos sabiamente, comida, pociones y puede que alguna pieza para completar la armadura; no queríamos sorpresas.

Nos dirigímos a la tienda de pertrechos, yo, mi compañero y Leo, para asesorarnos y asegurarse que comprabamos lo necesario. Llegamos y con presteza propuse a Emrakul:

-Con 3 pociones creo que iremos bien. -Dije.

Y antes de que Emrakul pudiera responderme, Leo, me lanzó una pieza de bajo coste a la cabeza, y me regañó por tal engreímiento al pensar que con solo 3 pociones iba a ser suficiente para el largo y peligroso viaje, tal acción me molestó.
Tiempo más tarde, ya compradas las pociones, nos dirigímos a la herreria, con un dependiente de la raza kauma para la compra de un escudo, para Emrakul y para mí, que me decidí por un hacha bastarda.
Tras estos momentos de compras nos dirigimos a mi lugar favorito, la taberna, y mi compañero, que se ganó mi gratitud tras esto, me invitó a cerveza. Emrakul se la tomaba de manera pasiva, mientras que yo aprovechaba su invitación para disfrutar antes de que comience la misión.

(LAGUNA)

Según dicen mis compañeros, me intentaron juntar con un ser despreciable que no estoy seguro que si se le podría llamar mujer, aún estoy expectante de saber la verdad sobre su condición tal y como me lo cuentan, que estaba prometida casualmente (y desgraciadamente) con el herrero al que encargamos nuestro material, y que les había salido bien la jugada, hasta que el Kauma herrero se dispuso a arrancarme la cabeza por quitarle a su prometida (más bien mascota, le estaba haciendo un favor por lo que escuchaba).

Al entrar a la habitación, según escuchan mis oídos, me equipé con todo mi material, o el que tenía, tan rápido como una centella dispuesto a pelear o huir (depende de como pintaran las cosas, preferiría que se comiera al pescado que tengo como compañero) pero gracias a dios los habitantes que estaban en la taberna se abalanzaron sobre él (gracias, compañeros ¬¬) y Leo aprovechó para quitarles las llaves e ir a por las cosas que le encargamos, con tal mala suerte que les siguió el otro tabernero de la ciudad con la intención de gorronear de paso o chivarse en el caso de que no le permitiera tal acción Leo (conmigo no hubiera pasado, bendita bebida), pero en una audaz acción, los días del tabernero acabaron en ese momento en un descuido.

(FIN LAGUNA)

Recuperada la consciencia vi a mis amigos venir a paso ligero a por mi con las cosas que dejamos en la herrería, por lo visto salíamos antes del amanecer a cumplir la misión aún estando yo en pésimas condiciones culpa del alcohol.
Ya saliendo de la ciudad aparentemente sin problema alguno los guardias de la muralla nos detuvieron preguntándonos hacia donde nos dirigíamos con tanta prisa, entonces mi compañero, Emrakul, mostró las palmas de sus manos o ¿aletas? Lo que fuera eso cubiertas de sangre y él parecía estar bien, por lo visto, comenzaba la primera batalla del viaje, empuñamos las armas, yo aún sin saber el motivo, y luchamos contra los guardias.

--------------------------------------BATALLA-----------------------------------------

Salimos victoriosos de este fortuito encuentro con los guardias, ya cansados, proseguimos algo más de viaje hasta encontrar un sitio lo bastante seguro como para acampar.
Ya descansados proseguimos nuestro largo viaje por el largo y arenoso desierto de las afueras de Kalaha, tras largas horas de viaje nos encontramos con una caravana de comerciantes, entre esos comerciantes y para sorpresa nuestra encontramos a Timantum, que al vernos, se dirigió hacia nosotros para “comerciar” con nosotros; Emrakul consiguió media moneda de platino por una de oro y la otra media moneda por otras tres de platino, un negocio peculiar pero no efectivo, yo no negocié con él por ningún objeto.
Continuamos nuestra travesía, dejando atrás la caravana de comerciantes y aproximándonos al lugar de ansíada misión y recompensa cuando para sorpresa nuestra nos encontramos a unos bereberes, que no sé por qué me intuía que tendría que volver a empuñar mi hacha...

------------------------------------BATALLA--------------------------------------------

Otra victoria más a nuestra cuenta pero más costosa que la anterior, tuve miedo, sí, miedo al ver cuando a mi compañero Emrakul casi le amputan el brazo que si no llega a ser por su escudo étenido más problemas de los que preocuparnos, por suerte, esta vez la batalla tuvo botín, que se llevó Leo, un sable, que a simple vista ya daba aires de que era de gran calidad, él mismo lo apodó: “Sablaco”.
Seguimos caminando, ya llegando a la entrada de esa cueva divisamos la entrada, Leo divisó tres sombras que no nos harían mucho bien si nos encontraban merodeando por allí, por lo tanto, decidimos acampar en los alrededores para acercarnos ya por la noche, al despertarnos esa misma noche y en un despiste, las tres sombras que eran unos goblins consiguieron arrebatarnos nuestras armas y armaduras y no tuvimos más remedio que convertirnos en sus prisioneros para así llevarnos con su jefe, el chamán Goliak.
En el encuentro con éste nos hablo sobre ellos y sobre la cueva mostrándonos un portal que nos llevaría a un lugar que no pertenecía a nuestro mundo y que una vez dentro no podríamos salir con tanta facilidad, muchos entran y nadie sale, excepto una persona, un mago muy poderoso, sin embargo, aún diciéndonos esto, entramos, nos devolvieron nuestras armas y pasamos por el portal en un acto de valentía.

Una vez dentro del lugar, lleno de pasillos caminamos despacio y con cautela, pisando por desgracia alguna trampa, era dificil no caer en alguna, todo estaba oscuro, apenas se veía algo.

Tras un rato caminando por los pasadizos de esas extrañas tierras, nos introdujimos en las ruinas de una antigua ciudad, explorando por ella, nos fijamos en la plaza central que se dividía en distintos caminos hacia diferentes zonas de la ciudad (el castillo, suburbios, casas...), fuimos directos al portón de hierro gigante que hay antes de entrar a los dominios del castillo cuando derrepente la estatua gigante que adornaba dicha plaza para nosotros inexistente se empezó a mover y por simple acto de supervivencia o pavor, no supe distinguir bien qué, nos impulso a correr como nunca antes habiamos visto, sobre todo mi compañero, Emrakul, quien corría cual gacela perseguida por un depredador, aunque así visto, eramos lo mismo en ese caso.

Ya dentro del castillo, abrimos una puerta la cual nos hacía dirigir a unas habitaciones, cada cual con algo esperándonos dentro, sea bueno o malo, la curiosidad por ver que había en esas ruinas seguía siendo menos a lo cuidadosos que eramos al movernos entre ellas, cada puerta, cada losa, en todo nos fijabamos por cualquier trampa, toda precaución es poca...

Empezando por la primera habitación lo que nos encontramos fue una poción de velocidad, en la segunda nos encontramos con una especie de cama, si se podía llamar así, de la cual Leo sustrajo un gusano y Emrakul no sé si por costumbres de su raza se tragó con gustosidad, hasta que en la tercera, una habitación fría que daba mala espina de por sí, aparecieron tres esqueletos de escarcha dispuestos a luchar por poder avanzar a la habitación contigua a ésta.

-----------------------------------BATALLA-----------------------------------------

Frío seguía teniendo el pie después de que esos @$%#& esqueletos me lo congelaran, tras pasar esta habitación que por lo visto era enrealidad un congelador, nos encontramos con algó más que otra simple habitación llena de gusanos putrefactos que mi amigo degustaría para variar, era un laberinto, un enorme laberinto dentro de un castillo, si había algo más extraño que eso, estaríamos por verlo más adelante.

Tras un día, luchando contra esqueletos sin parar, el laberinto llegaba a su fin y nosotros estabamos exhaustos lo que nos esperaba al final no era una pancarta de bienvenida con diferentes y apetitosos manjares felicitándonos por seguir vivos de esa pesadilla, nos esperaba un acertijo, un maldito y asqueroso acertijo para poder pasar, un acertijo que antes de pensar un poco, decidimos buscar mejor hasta descubrir una habitación en la que reposaba un orbe oscuro, que daba mala espina de por sí, decidí guardarlo junto con mis pertenencias, tal vez tuviera algún valor interesante y mejor aún, monetario.

Ya con el orbe entre mis posesiones proseguímos el camino por el laberinto en busca de pistas u otras habitaciones que explorar, lo unico que logramos fue encontrarlos con dos esqueletos más, pero no esqueletos normales, tenían un tono diferente en los huesos, un tono verdoso que implicaba solo una cosa, eran venenosos...

------------------------------------BATALLA------------------------------------------

Seguímos vivos, algo milagroso, y a la vez algo que me hacía feliz y ver que la muerte no es algo que solo se obtiene tras la vejez al ver a mi compañero, Emrakul, decapitado de un único pero brutal golpe de un esqueleto, que separaba su cabeza de su tronco convirtiéndolo en un cuerpo más abandonado tras perder la batalla y me hizo alucinar al ver como con la misma facilidad que se desprendía de su cuerpo volvía a unirse a él y con más rabia que nunca despedazaba a los esqueletos en un abrir y cerrar de ojos.

Ya de vuelta a la puerta que poseía el acertijo, tras buscar sin éxito entre el laberinto, Emrakul, ya con unna cicatriz en el cuello aún sin saber las circunstancias que provocó el esqueleto para que se rejuntara a su cuerpo, ni Leo ni yo sabíamos si era el veneno, si era su raza, o si era una especie de Dios o semi-Dios reencarnado, pero desde luego lo que le pasó nos dejó confusos. Al llegar a la puerta del acertijo, Emrakul, como si de toda la vida se encontrara con estos problemas, resolvió el acertijo que hasta hace unas horas nos tenía en jaque, tal vez sea lo ocurrido anteriormente, o un simple destello de luz le iluminó la solución, consiguió abrir la puerta y proseguir nuestro camino por las entrañas del castillo.

Tras investigar por las salas de lo que parecía el ala Oeste del castillo nos encontramos con unos espectros, Leo, tras conversar con ellos, consiguió que nos llevaran ante su lider y nos llevaron a una sala que parecía la del trono, totalmente diferente a las demás, ésta estaba en condiciones habitables y parecía de lujo con respecto a calidad, allí el Rey de lo que parecía una civilización a la que ellos llamaban Arkadia nos habló sobre la maldición que los obligaba a estar en el castillo como espectros y no les permitía pasar a la otra vida que les lanzó un antiguo mago de gran poder a no ser de que rompiéramos la maldición, aceptamos romper la maldición a cambio de poder explorar el castillo a nuestro antojo, yo tenía el presentimiento tenía algo que ver en mi mochila, pero decidí callar por posibles réplicas del Rey.

Investigando por el castillo nos encontramos distintas llaves, que guardamos para cuando llegara el momento en el que fueran útiles, tras buscar por todas las demás salas solo nos quedaba una por abrir y en la que esperábamos que estuviera el tesoro, y precisamente no fue lo que encontramos, pero no solo eso, si no 5 esqueletos más acechaban en esa sala, esqueletos que tampoco parecían de los que nos habíamos encargado hasta ahora y que estaban dispuestos a despedazarnos con tal de que no avanzáramos ni un milímetro más.

Durante ésta batalla parecía que algo no iba bien, no conseguíamos plantar cara como hasta ahora, hasta el punto de ver caer al mejor de nosotros, Leo, frente a los esqueletos, y más tarde lo ví todo negro...

Volví a despertar, aunque no me lo esperaba, volví en mí, pero mi compañero, Leo, no tuvo tal suerte, Emrakul apareció con marcas en su coraza y parecía pálido cual monstruo hubiera visto, las marcas de su coraza parecian brutalmente grandes como para ser de los esqueletos, no sé que fue lo que me perdí pero tuve suerte de no estar, y por lo visto Emrakul también la tuvo de seguir vivo...

Tras hacer el “protocolo” normal que se seguía al perder a alguien en combate proseguímos de vuelta hacia el Rey, me dí cuenta de camino que me faltaba el orbe y presupuse que Emrakul lo había usado para acabar la maldición y así salir de aquí de una vez con el tesoro. Ya con el Rey y la maldición rota, nos indicó donde estaba la sala del tesoro y por donde podíamos huir del castillo que parecía que estaba cayendo en pedazos, nos dirigimos a por el tesoro, nos lo repartimos rápidamente y huímos del castillo en una balsa que estaba ya contruida que esperábamos que aguantase el trayecto hacia el continente central.

Tras un mes navegando, contra la mar llegamos a una ciudad portuaria llamada Solan, donde descansamos por días, en los que mi compañero leía una especie de libro sobre alguíen que encontró entre el tesoro de Arkadia y terminó rápidamente cosa que me asombró. Sin apenas motivos más que leer la ciudad en el libro, nos dirigímos a Firull, por petición de mi compañero, y empezamos el viaje en busca de más y más respuestas.

CONTINUARÁ...

_________________
"Todo aquel que luche contra monstruos, ha de procurar que al hacerlo no se convierta en otro monstruo."
"El hombre creó a Dios a su imagen y semejanza."
Nietzsche
Volver arriba Ir abajo
Ver perfil de usuario
Dandy
Pestirolero
Pestirolero
avatar

Masculino Cantidad de envíos : 51
Edad : 22
Localización : Aquí
Fecha de inscripción : 31/08/2010

MensajeTema: Re: Cronología personal de Agnus   Jue Ene 05, 2012 9:07 am

CONTINUACIÓN...

Empezamos el viaje hacia Firull, desde Solan, donde conocimos a un ex-guardia que ejercía de tabernero en la ciudad portuaria.

Tras unos días de camino decidimos acortar campo a través, mala idea, nos atacó un temible monstruo oxidador al que tuvimos que despachar con todas nuestras fuerzas y que casi acaban con Emrakul "el pescado" rompiéndole una pierna y dificultando el viaje aún más. Tras derrotar al monstruo, lo despedazamos para obtener materiales que podamos vender o usar como objetos útiles, conseguí una glándula con la que oxidaba el metal, no estuvo mal.

Con el viaje empeorado por la pierna de Emrakul seguimos viajando hasta que nos encontramos con dos guardias de camino, que gracias a las casualidades conocían a Jack el tabernero cuando fue guardia y nos llevaron hasta el siguiente pueblo donde descansamos un mes hasta que Emrakul se recuperó y pudimos partir de nuevo.

En el camino hasta el siguiente pueblo, olvidándonos de volver a cruzar campo a través por lo ocurrido, nos atacaron un grupo de bandidos, quienes nos lo pusieron tan difícil, que gracias a Dios conseguimos salir de esa, después de un desmayo mío y otro de mi compañero (quien me despertó para desmayarse el, el idiota) salimos de esa y pudimos llegar al siguiente pueblo milagrosamente.

Después de descansar en este pueblo, salimos y continuamos nuestro camino, esta vez nos encontramos a un elfo (tan creído y "mesientosuperioralosdemás" como todos) y a un mago que nos acompañaron en el camino, en el que nos volvimos encontrar a otro enemigo en nuestro camino, un troll, al que conseguimos despachar sin mucho problema entre los cuatro y pudimos llevar su cadáver a una aldea cercana y continuar con nuestro camino rápidamente.

Seguimos caminando hasta llegar a la ciudad frontera, donde nos separamos de el elfo y el mago y pudimos descansar para seguir hacia Firull sin problema alguno.

Al llegar allí buscamos el lugar donde estaba el mago Nomad, al que finalmente encontramos y hablamos de nuestro viaje, de Drástil y su diario. Nos habló de un trabajo que tendríamos que hacer, junto con un aprendiz suyo, como no... ELFO. Estas sabandijas están en todos lados, pero tengo que aguantarme y dejar que se nos una al grupo.

Nomad nos pidió un tiempo para saber lo que tendríamos que hacer, con lo cual aprovechamos para repostar y descansar en el lugar, fui a la taberna mientras Emrakul paró en una herrería para saber que hacer con las partes del monstruo que se llevó él.

Tras entregárselas al herrero, nos encontramos los tres en la taberna, me convencieron para beber del licor 10x y acabé borracho, como de costumbre.

(Laguna)
Mis compañeros me alquilaron una habitación. Me intentaron llevar a ella sin éxito (malditos flojuchos de pacotilla).

Emrakul me robó mi preciado licor, o lo que quedaba de él y mi escudo (Asqueroso pescado maloliente).

Linder me robó mis especias desconocidas.
(Fin de laguna)

Me desperté con mi amiga resaca y el pescado me enseñó mis pertenencias inculpando a unos maleantes como si las culpas fueran de ellos o algo parecido. Me dolía demasiado la cabeza para escucharle.

Bajamos a hablar con el tabernero para preguntar que pasó, pues no creía a Emrakul, me dijo que me alquilaron una habitación y me subieron, y que Emrakul fue el que robo mis enseres, ese pestoso anfibio de malamuerte y ladrón, pagué a mi pesar lo que debía a Emrakul y me largué a la herrería, tenía que arreglar mi Hacha, aun careciendo de dinero alguno.

Allí cambié el escudo que tenía e intentó robar ese pez a cambio de la reparación y me fui a esperar en la taberna.

(2h más tarde)

Volví a por mi amada ya reparada a la herrería y pregunté por la glándula de aquel bicho oxidador al que se la estirpe y me habló sobre l que podía hacer con ella, me pareció demasiado caro para lo que era, y me la llevé pero una voz me dijo que podría pudrirse y decidí dejarla en el herrero muy a mi pesar y volvería a por ella cuando tuviera el dinero suficiente para el arma (400 de platino...) y fui a preguntar a Nomad sobre las Especias de las que él también desconocía.

Tras esto fui a la taberna a beber más cerveza y no sé que me impulsó a hacerlo que invité a Emrakul y a su grupo de maleantes a beber. Me desperté en el bosque y guiándome con el Sol volví a Firull.

Una vez en Firull decidí buscar trabajo para conseguir más y más platino, me dirigí a la taberna y pregunté a William por trabajo, dijo que vale, que él no tenía trabajo y que en el tablón de anuncios del centro de la ciudad podría encontrar algo, así que me dirigí allí, y me interesé por uno de 300 de platino como recompensa de buscar a una niña perdida en un pueblo cercano a Firull, fui a la taberna de nuevo en busca de Emrakul "el pescado" que dudó de la recompensa y fue a informarse poco después de tener una riña con Linder, típica entre Enanos y Elfos.

Una vez volvió Emrakul, informó del precio real, y disimulé de que me confundí al leerlo, decidimos, al final, ir los tres a la misión y repartirnos el botín justamente, así que partimos hacia ese pueblo en busca de la niña.

Por el camino a través, nos encontramos a unas señoritas de buen ver que nos sedujeron, sobre todo a mí claramente, buscando calor de una barba enana, aunque sospechando de las señoritas decidí hacer guardia fuera de la tienda mientras Emrakul y Linder flirteaban con ellos dentro de la tienda, que era mía.

Después de todo, tenía razón, eran dos súcubos, pero ya era demasiado tarde y Emrakul y Linder estaban maldecidos por ellas, y tuve que sacar mi hacha y luchar contra ellos 4.

Tras una larga batalla, conseguí que Linder volviera en sí durante unos instantes, pero volvió a caer, luego volvieron en sí, con algo de mi ayuda pero estaba demasiado dañado, y pedí a Linder que me sanara, aunque cosas de la mala suerte que se puede tener, falló en su sanación y provocó una Ola de Muerte, que acabó en la oscuridad absoluta en mí.

CONTINUARÁ...

_________________
"Todo aquel que luche contra monstruos, ha de procurar que al hacerlo no se convierta en otro monstruo."
"El hombre creó a Dios a su imagen y semejanza."
Nietzsche
Volver arriba Ir abajo
Ver perfil de usuario
 
Cronología personal de Agnus
Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Volver arriba 
Página 1 de 1.
 Temas similares
-
» Personal (Obreros/Monjes)
» Bug de contrato a personal..
» Personal de Teatro
» Cronología de Raven
» Cronología de Joker

Permisos de este foro:No puedes responder a temas en este foro.
MolinosRol :: Cronologia :: Historias de Sheldar-
Cambiar a: