MolinosRol

Todos queremos que Torosar sea el capitan!
 
ÍndicePortalFAQBuscarMiembrosGrupos de UsuariosRegistrarseConectarse
TimoChat

Los Timanteros molamos más
Conectarse
Nombre de Usuario:
Contraseña:
Entrar automáticamente en cada visita: 
:: Recuperar mi contraseña
Temas similares
Últimos temas
» EMPIEZA UNA NUEVA ERA
Jue Sep 10, 2015 3:28 am por Raknar_Fire

» Organizacion de partidas
Miér Ago 26, 2015 11:17 am por Raknar_Fire

» RIP antiguo foro
Miér Ago 26, 2015 6:58 am por Neos (C&P)

» CITAS EPICAS
Dom Oct 07, 2012 9:13 am por sork_mc

¿Quién está en línea?
En total hay 2 usuarios en línea: 0 Registrados, 0 Ocultos y 2 Invitados

Ninguno

La mayor cantidad de usuarios en línea fue 15 el Lun Jul 18, 2011 5:47 am.
Buscar
 
 

Resultados por:
 
Rechercher Búsqueda avanzada

Comparte | 
 

 EL LIBRO DE TXEMA - SECRETOS DE LA ANTARTIDA

Ir abajo 
AutorMensaje
chemazilla
Frikazo
Frikazo
avatar

Masculino Cantidad de envíos : 295
Edad : 24
Localización : alli donde el mar y el cielo solo los separa mi caravela
Cred. Rep. Intergalactica : 5
Fecha de inscripción : 04/09/2008

MensajeTema: EL LIBRO DE TXEMA - SECRETOS DE LA ANTARTIDA   Dom Abr 19, 2009 5:48 am

Capitulo I

Soy uno de los exploradores del desierto de hielo, como nos llaman a los equipos encargados de explorar e investigar la Antártida y así ampliar las dimensiones de los mapas actuales de 2014.
Me encuentro invadido por una tormenta de hielo, estoy luchando por cada intento de que mis pulmones se llenen de aire y no de nieve. No puedo aguantar, mis parpados se cierran de forma involuntaria e implacable, la luz del sol reflejada en la nieve y el hielo de la Antártida desaparece entre la fusión de mis pestañas.
Al cerrar los ojos, pienso en todo lo que voy a perder pero no estoy triste. Ya sabía que iba a morir. ¿Cómo he llegado a estar encogido y tumbado en el hielo del polo sur agonizando por mi vida, que acabaría en instantes?
Sé que voy a morir estoy metido en una tormenta de nieve y no hay nadie que me acompaña. ¿Dónde está mi equipo?
Espera… oigo pisadas, regurgito la nieve de mi garganta y levanto la cabeza. ¡veo siluetas! Pero parece que la tormenta de nieve, ni estar en la Antártida les afecta. Caminan como si estuvieran por su casa. ¿Qué les ocurrirá?
¡¡¡Mierda!!! ¡ese no es mi equipo! ¿qué coño es eso? ¿qué cojones son? Si los pudierais ver con la misma exactitud como yo los veo, entre nieve, ahora mismo.
Son muy delgados, esqueléticos y tan pálidos como el hielo de aquel lugar. No tenían vello, solo unos pocos pelos dispersados en la cabeza. Tienen la piel translucida, se podía ver como el corazón y otros órganos se ejercitaban, en ocasiones se observaba algún que otro hueso. Son bastante altos, 2 o 3 palmos más que una persona normal (alta), seguramente porque sus extremidades eran más alargadas de lo habitual y el tronco estaba encogido y encorvado. Una cosa que me sorprendió de verdad fue que los parpados de la cara estaban unidos y eran opacos, al contrario que el resto del cuerpo, y que no tuvieran oídos ni orejas.
Es mentira, al rato lo que más me sorprende es que haya seres humanos en la Antártida, mejor dicho, que haya vida en la Antártida. ¿Cuánto tiempo llevara la Antártida habitada por estos seres a los que me di el privilegio de bautizarlos como opakes?
Volvamos a la vida real. Los opaques e echan una tela grande y amplia por encima y me dan la vuelta. Colocándome yo encima de la tela. Cada uno de los opakes agarra un extremo de la tela. El telar se desgarra en ocasiones debido a las garras que tienen en lugar de uñas.
Se detienen en seco. Y empiezan a mirar a los lados. Paran de girar las cabezas y gruñen, las garras de los dedos se alargan exageradamente. Y me dejan caer al suelo, con la misma delicadeza con la que un alemán dispara con una metralleta en la guerra o un perro orina en un árbol.
Volver arriba Ir abajo
Ver perfil de usuario
chemazilla
Frikazo
Frikazo
avatar

Masculino Cantidad de envíos : 295
Edad : 24
Localización : alli donde el mar y el cielo solo los separa mi caravela
Cred. Rep. Intergalactica : 5
Fecha de inscripción : 04/09/2008

MensajeTema: Re: EL LIBRO DE TXEMA - SECRETOS DE LA ANTARTIDA   Dom Abr 19, 2009 5:49 am

Capítulo II

Un opake me mira fijamente. ¡Pum! Veo como una bala le atraviesa “de oreja a oreja”. Sus sesos vuelan como aviones de papel en el aire. Giro la cabeza de un lado a otro, de arriba abajo, de norte a sur, de mar a costa pero no veo nada más. Solo los otros opakes, me tiro al suelo en acto reflejo. En esta ocasión oigo rayos (sin haber tormenta), ¿de dónde provienen? Levanto la cabeza de entre mis rodillas y observo a los opakes chamuscados y electrocutados. Supongo que por los rayos que he oído y que no sé de donde cojones han salido.
Oigo ruidos, aclaro más el oído y consigo descifrar que son pisadas. Vienen de mis espaldas, me giro. ¿Ein? Aparecen 5 hombres con trajes de motorista y cubiertos de los pies a la cabeza. Van armados hasta las cejas, y las pistolas tampoco eran pequeñas. El que parecía el capitán o al menos quien hablaba me apunta a las cejas y me dice:
-después de lo que has visto, ¿no esperaras que te dejemos vivir?- me pregunta retóricamente. Yo no respondo, porque el choque que he recibido me ha dejado pasado y no me hubiera dado tiempo. Pues interrumpió un anciano, no de demasiada edad:
-esperad, dejadlo vivo. Lo llevaremos a la nave. Nos puede servir- dice con un tono arrogante propio de él.
El del tarje de “motorista” baja el arma y me desplazan hasta un lugar detrás de una duna de nieve y hielo. El viejo introduce una clave en un poste que hay en esta zona. En la nieve se abre una compuerta y entran todos incluido yo. Era una especie de garaje repleto de vehículos, con aspecto de trineo-moto-trimotor (rápido)-coche (mini), sin ruedas y excesivamente aerodinámico. El hombre viejo se gira y al ver mi cara de curiosidad, me dice:
-da igual que preguntes. No comprenderías su avanzada y complicada tecnología.-
Yo me subo en uno de los asientos añadidos al vehículo. El conductor lleva el nombre de Gjomma. Aunque intentara recordar, bastamente, como se llega o donde se sitúa no podría deciros si estaba en la Antártida o en el mismo polo norte.
En fin, ya hemos llegado y todavía nadie de los presentes me ha dirigido la palabra. Pero me da igual, me tranquiliza saber que sigo vivo.
Volver arriba Ir abajo
Ver perfil de usuario
chemazilla
Frikazo
Frikazo
avatar

Masculino Cantidad de envíos : 295
Edad : 24
Localización : alli donde el mar y el cielo solo los separa mi caravela
Cred. Rep. Intergalactica : 5
Fecha de inscripción : 04/09/2008

MensajeTema: Re: EL LIBRO DE TXEMA - SECRETOS DE LA ANTARTIDA   Dom Abr 19, 2009 6:20 am

Capítulo III

Por lo visto son seres humanos, pero modificados algunos genéticamente y otros a base de descargas eléctricas o mutaciones. Esta, para mí, una noche de insomnio, vi al doctor Nivyl trabajando en un tanques de curación desde uno de sus ordenadores gigantes.
-Hombre pasa, pasa. Te voy a mostrar a tus compañeros- me saludaba mientras me señalaba que entrara con la mano.
-el primero y el líder es Gjomma5, lleva los colores blanco y rojo. Mira, te voy a explicar cómo funciona. Gjomma5 tiene el poder de emitir radiaciones que modifican las propiedades de la gravedad, es decir, su dirección (repeler o atraer) e intensidad.- explicaba mientras yo veía las imágenes en la pantalla del ordenador.
-el siguiente es Desvann7, el filosófico-zumbado (tiene una doble personalidad, pero no era tan grave), su color es el gris. Desvann7 lleva un uniforme de combate diferente por su habilidad: sus células pueden separarse y reunirse perfectamente e independientemente de si están unidas o no al resto del cuerpo.-
-luego esta Tenture9, el cerebrillo espabilado del grupo. Sus colores son naranja y azul. Este, al igual que Gjomma5, también emite radiaciones, solo que estas cambian la temperatura de la materia orgánica e inorgánica.-
-ahora va Rayx6, el “nervios”, con el color amarillo. La curiosidad de este sujeto consiste en la elevada intensidad de su “electricidad estática”. Sus manos emiten casi el triple de voltios que recorren su cuerpo. Rayx6, claramente, es rubio y mas pálido que el resto-
-también esta Villock7, color: blanco y azul. Sus estímulos de realización y captación están alterados para que sean mas rápidos, bastante mas rápidos y veloces que los de una persona normal.- acaba de explicarme el profesor. El doctor Nivyl, ahora cambia de ordenador y enciende la pantalla de este.
-este es Burnwolf4, el bestia, color: amarillo y marrón (estilo leopardo). Su uniforme de combate esta modificado para su característica: un humano con la fuerza implacable de la naturaleza. Su ADN y sus células han sido modificados para su multiplicación y transformación. Aparenta una forma humana, pero a elección suya puede sustituir o añadir algún miembro, órgano o hueso de cualquier animal. Tiene varios tipos: bravo (parecido a un mino tauro), polar (yeti), pardo (big foot), rapaz (aven), saurio (hombre-cocodrilo-lagarto), depredador (hombre-leopardo) y marítimo (hombre-tiburón).
-después va Mentalost6, de blanco y violeta. Que emite pensamientos, alucinaciones, órdenes paranoias, etc. Mediante radiaciones y electricidad estática.-
- esta araña es Druman8 no tiene “poderes sobrenaturales”. Posee 2 brazos mas y de los brazos principales, a partir del codo el brazo se divide. Y los brazos de este son mucho más largos al resto, 0,5 más. Le encantan las armas. Es el que más tiene. Tiene 2 armas de fuego a 2 manos y otras 8 pistolas.
- el último es Anden8 o niño-bomba, color: rojo. Su piel tiene 2 capas la interior es ignífuga (al igual que su pelo y los trajes) y la exterior no solo es inflamable si no que también utiliza la temperatura interior del cuerpo para arder o incluso provocar una fuerte explosión. La capa interior separa el fuego de su interior y también regula la temperatura de las llamas y los lugares en donde aparece.-
Al pasar la imagen aparecen una imagen de una serpiente y una pistola. Yo, le señalo las pistolas.
-ahh… las pistolas… para ello jugué a ser dios, un poco. Modifique el veneno de las serpientes para que a temperatura ambiente fuera solido y con la temperatura del interior de los opaques o superior fuera liquido. Así se ahorraría un gran espacio con el que cabria mas munición. El veneno se disolvería con la sangre y destruiría la hemoglobina que encontrara a su paso. El ser vivo moriría en segundos…-
Después de esta charla recupero un poco el sueño y me dirijo a mi habitación. La puerta de Mentalost6 esta entreabierta, miro por curiosidad y veo a una mujer desnudándose. La mujer se da cuenta de que la estoy mirando, pero no se gira. Oh, dios… veo como muta hasta transformarse en un opake. Se da la vuelta, ¡es un opake!. El opake se empieza a reír. Ahora recuerdo que Mentalost6 puede provocar alucinaciones. Cierro la puerta sin querer, habrá sido ella, ¡ha sido ella! La verdad, es que con ese uniforme no se notaba que fuera una mujer.
Continuo mi camino, y me acuesto pensando en que si es verdad todo lo que ocurre, si es verdad que estoy a salvo. Me parece que sí. Estoy seguro de que sí.
Volver arriba Ir abajo
Ver perfil de usuario
chemazilla
Frikazo
Frikazo
avatar

Masculino Cantidad de envíos : 295
Edad : 24
Localización : alli donde el mar y el cielo solo los separa mi caravela
Cred. Rep. Intergalactica : 5
Fecha de inscripción : 04/09/2008

MensajeTema: Re: EL LIBRO DE TXEMA - SECRETOS DE LA ANTARTIDA   Lun Abr 20, 2009 1:05 am

otra cosa:
- desvann7 y anden8 son gemelos
- druman8 tiene un tik y se altera facilmente
- mentalost6, si, es una mujer
Volver arriba Ir abajo
Ver perfil de usuario
chemazilla
Frikazo
Frikazo
avatar

Masculino Cantidad de envíos : 295
Edad : 24
Localización : alli donde el mar y el cielo solo los separa mi caravela
Cred. Rep. Intergalactica : 5
Fecha de inscripción : 04/09/2008

MensajeTema: Re: EL LIBRO DE TXEMA - SECRETOS DE LA ANTARTIDA   Lun Abr 20, 2009 2:25 am

Capítulo IV

¡Guiuuuuuu…Guiuuuuuuuu! ¡Mierda! Me despierta una alarma. A mi derecha hay un perchero con un traje de estos pero con los colores blanco y negro. Y con varias armas de fuego. Proceso la información: alarma + trajes + armas = opakes. ¡opakes! Salto de la cama hacia el traje y me lo pongo, cargo las armas, busco a mis compañeros. No están, los vuelvo a buscar, vuelven a no estar.
Oh, dios… 2 opakes en el pasillo de las habitaciones. Con el ordenador incorporado en el casco, sé a dónde se dirigen mis balas. Disparo, ¡pum! le doy en el hombro. El opake herido se resiente y chilla del dolor de las balas liquidas que se funden con su sangre translucida mientras se muere inoxigenado.
El otro corre saltando por las paredes hacia mí con la furia de 3 huracanes y medio. Me cruza la cara con una de sus garras, escuecen más de lo normal. El otro deja de chillar, ya ha muerto. El otro se tira encima mía, caemos los 2 al suelo y manda mi arma a la mierda. Me levanta la mano para preparar un golpe letal.
¡¡¡PUM!!! ¡¡¡fals!!! Un disparo falla, no es mío. Miro hacia el final del pasillo, Gjomma5 está ahí. Él envía al opake a tomar por culo y lo estrella contra la pared. El opake se asfixia.
Una silueta aparece detrás de él. Cada vez se acerca más. Hasta que está pegado a él. La silueta salta y se engancha encima de él. Intento gritar, no puedo. Las heridas del opake duelen demasiado solo me quejo. Oigo risas. ¿Oigo risas? Sí, oigo risas. Un hombre de raza de color y con rastas largas. No tiene pies, en su lugar, tenia manos y la capacidad de estirar exageradamente sus extremidades además de su increíble flexibilidad y equilibrio.
-¡Ola amigo! Tú eres el nuevo. Que tal. Yo soy Jhon3-me saluda el hombre de goma.
Conforme avanza el tiempo llegan parejas y tríos. Entre las últimas, llega el profesor Nivyl.
-¿ya te has despertado? Perdón por los opakes, el techo recibió unas cuantas batidas con la tormenta de nieve. Jhon3 había sido atrapado por los opakes, los derrotó. Pero se perdió por el polo sur. Y estábamos buscándolo.
Volver arriba Ir abajo
Ver perfil de usuario
chemazilla
Frikazo
Frikazo
avatar

Masculino Cantidad de envíos : 295
Edad : 24
Localización : alli donde el mar y el cielo solo los separa mi caravela
Cred. Rep. Intergalactica : 5
Fecha de inscripción : 04/09/2008

MensajeTema: Re: EL LIBRO DE TXEMA - SECRETOS DE LA ANTARTIDA   Mar Abr 21, 2009 8:08 am

Capítulo V

Jhon3 acaba de hacer lo que nadie había hecho, preguntarme por mi nombre:
-ey, desde que has llegado no has abierto la boca, ni siquiera sabemos tu nombre- me pregunta. A mí. Y todos giraos la cabeza hacia el doctor Nivyl, que siempre sabe lo que le preguntamos.
-A mi no me miréis. Viajero, ¿Cuál es tu nombre?- se escapa de la conversación el doc. Nivyl.
El doctor Nivyl era un hombre sereno, y con el pelo muy informal. Con nariz de águila, barbilla bastante pronunciada, y unas orejas de coliflor mas el lóbulo de la oreja muy colgandero.
Abro la boca, cojo aire y digo:
-no lo sé- seguidamente me quedo callado y en silencio.
Al adaptarme a su rutina, al entrenar cada día en el gimnasio, al aprender y manejar las tecnologías del profesor, entra en mi habitación y me coge del brazo.
-levanta, hoy es tu día- dice con una cara desconcorde con sus palabras.
El profesor, a continuación, me lleva por un pasillo el pasillo de las habitaciones hasta una puerta que hay al fondo y que no había visto. El pasillo conduce hasta un pabellón forzado con protección nuclear y de todo: indestructible.
-colócate ahí en la capsula, esto te va a molar. Siempre y cuando… ¿te gusten las atracciones peligrosas?- me ordena/aconseja Nivyl.
Yo, directamente, obedezco y me siento en la capsula con un poco de capsula a pesar de ver ya a Nivyl como a un padre o hermano.
-relájate- ordena/ aconseja Doc (Nivyl). Oigo como se encienden los aparatos, arrancan y se iluminan los botones de los ordenadores
Yo me relajo, no debería tener miedo, ni lo tengo, es mas ¿odio?
-¡¡¡Mierda!!!- interrumpe Nivyl en mis pensamientos.
Escucho, como se vuelve loco el ordenador. Hago la cabeza hacia adelante para coger impulso al levantarme con la máxima velocidad posible, pero un rayo y una jeringuilla me atraviesan el cerebro. Entre todo, incluso los gritos del profesor porque el ordenador se auto bloquea. Viene un recuerdo, no lo distingo pero es un recuerdo. Una palabra… ssssssssuuuuuuurrrrrrrr… no acaba ahí, pero antes de que la consiguiera se me escapa y quedo muerto en el sillón de la capsula.
¿Creéis que este es un buen final? Si o no, yo pienso seguir.

Capitulo VI

Me despierto…
Volver arriba Ir abajo
Ver perfil de usuario
chemazilla
Frikazo
Frikazo
avatar

Masculino Cantidad de envíos : 295
Edad : 24
Localización : alli donde el mar y el cielo solo los separa mi caravela
Cred. Rep. Intergalactica : 5
Fecha de inscripción : 04/09/2008

MensajeTema: Re: EL LIBRO DE TXEMA - SECRETOS DE LA ANTARTIDA   Miér Abr 22, 2009 8:26 am

Capitulo VI
Me despierto…
Despierto, sigo en el sillón. El doctor Nivel me dice:
-¡¡¡has sobrevivido!!! ¿te encuentras bien, necesitas ayuda?- dice para creerse lo de que estoy vivo. –tranquilo, ya estas a salvo. No volverá a suceder-me persuade para que salga de la capsula con ayuda de su mano. –vamos, lo volveremos a intentar-
-¡no, jamás. Muchas gracias por casi matarme y salvarme la vida, pero no seré nunca un experimento!- digo enfurecido, y con ganas de dispararle al profesor.
Al instante oigo como una pistola se carga, y acto seguido el arma dispara y yo recibo la bala en la pierna izquierda. Caigo hincando la rodilla derecha en el suelo y giro para … yo que sé, cuando a una persona le duele se pone a agitarse
-blanco o negro, luz o oscuridad, vida o muerte. Tienes que aprender y utilizar tu habilidad antes de 10 segundos, como mucho- me dice sin impacientarse.
-¡¡como quieres que aprenda algo que ni siquiera sé lo que es en menos de 10 segundos, viejo chiflado!!-
-dirás 9 segundos, je,je-
Noto como la ausencia de oxigeno me causa un dolor tremendo en el pie y va ascendiendo.
-8- sigue contando el profesor-7,6-
Tengo que aprender, debo aprender a usarlo.
-5-dice.
–ocnic. Sies, eteis, ohco. Ej, ej, sodnuges eveun sarid-
-!!odalfihc ojiev, sodnuges zeid ed sonem ne se euq ol és areiuqis in euq ogla adnerpa euq sereiuq omoc¡¡-
-ohcum omoc, sodnuges zeid ed setna dadilibah ut razilitu y rednerpa euq seneit. Etreum o adiv, dadirucso o zul, orgne o ocnalb-
-!otnemirepxe nu acnun eres on orep…-
-pero… ¿no… seré… nunca…un… experimento?- digo extrañándome muchísimo de lo que había pasado delante de mis ojos. Pero a pesar de ello, pude pensar:
-¡no dispares!- grito al profesor.
El profesor rompe a carcajadas y me informa entre risas:
-enhorabuena, has retrocedido en el tiempo. ¿te vas a quedar ahora?-
-como le odio profesor- eso significa un sí.
-acostúmbrate a ese poder- añade dando pie a otra frase. –ya pronto saldrás al exterior con el resto- me anima Nivyl.
- ¿me explicaras en qué consiste, no, digo como funciona el retroceso en el tiempo?-
-izquierda: no solo retrocedes, lo manipulas a tu antojo. Y derecha: te explotaría el cerebro si lo intentaras comprender, ja, je.- con su típico tono arrogante que tanto le caracteriza. –y de nombre ¿cual?-
-no se- respondo –yack, o surius, o retrock, o cualquier cosa que este guapa-
-decídelo tu, _______2 (elegid el nombre y colocadle el numero 2 seguidamente) mola, te pega bastante. –ahora ya tendras habitación propia, dejaras de dormir en la despensa-
No sé si eso me alegra o me desagrada.
-decide, ¿Cuáles serán tus colores?- me ayuda el doctor Nivyl a decidir.
- _______ y ______ esta guay-
Volver arriba Ir abajo
Ver perfil de usuario
Neos (C&P)
Cronista
Cronista
avatar

Masculino Cantidad de envíos : 815
Edad : 24
Localización : perdido en la oscurida......de la habitacion con la luz apagada xD
Puntos Timanteros : 25
Cred. Rep. Intergalactica : Banca=infinito
Fecha de inscripción : 07/09/2008

MensajeTema: Re: EL LIBRO DE TXEMA - SECRETOS DE LA ANTARTIDA   Miér Abr 22, 2009 6:39 pm

Masterclock2

Azul marino y plateado o gris y verde oscuro

_________________
Citas célebres:

-Soy una sombra, ninguna luz me alumbrará nunca. Si me sigues, nunca verás la luz del día.

-No puedes vencerme soy el principe de los sayaiyins.

-El amanecer es siempre una esperanza para el hombre. (Tolkien)
-La muerte nos sonríe a todos. Devolvámosle la sonrisa.

-Si de verdad fuera inmortal, para que llevaría escudo???

—Jamás pensé que moriría junto a un elfo.
¿Tampoco junto a un amigo?
Eso sí, sin dudarlo.
Volver arriba Ir abajo
Ver perfil de usuario
chemazilla
Frikazo
Frikazo
avatar

Masculino Cantidad de envíos : 295
Edad : 24
Localización : alli donde el mar y el cielo solo los separa mi caravela
Cred. Rep. Intergalactica : 5
Fecha de inscripción : 04/09/2008

MensajeTema: finalizada la 1ª parte de la historia de txema   Dom Oct 04, 2009 8:25 am

EXPEDICION 4-74

Los secretos de la Antártida


Soy uno de los exploradores del desierto de hielo, como nos llaman a los equipos encargados de explorar e investigar la Antártida y así ampliar las dimensiones de los mapas actuales de 2075.
Me encuentro invadido por una tormenta de hielo, estoy luchando por cada intento de que mis pulmones se llenen de aire y no de nieve. No puedo aguantar, mis parpados se cierran de forma involuntaria e implacable, la luz del sol reflejada en la nieve y el hielo de la Antártida desaparece entre la fusión de mis pestañas.
Al cerrar los ojos, pienso en todo lo que voy a perder pero no estoy triste. Ya sabía que iba a morir. ¿Cómo he llegado a estar encogido y tumbado en el hielo del polo sur agonizando por mi vida, que acabaría en instantes?
Sé que voy a morir estoy metido en una tormenta de nieve y no hay nadie que me acompaña. ¿Dónde está mi equipo?
Espera… oigo pisadas, regurgito la nieve de mi garganta y levanto la cabeza. ¡Veo siluetas! Pero parece que la tormenta de nieve, ni estar en la Antártida les afecta. Caminan como si estuvieran por su casa. ¿Qué les ocurrirá?
¡¡¡Mierda!!! ¡Ese no es mi equipo! ¿Qué coño es eso? ¿Qué cojones son? Si los pudierais ver con la misma exactitud como yo los veo, entre nieve, ahora mismo.
Son muy delgados, esqueléticos y tan pálidos como el hielo de aquel lugar. No tenían vello, solo unos pocos pelos dispersados en la cabeza. Tienen la piel translucida, se podía ver como el corazón y otros órganos se ejercitaban, en ocasiones se observaba algún que otro hueso. Son bastante altos, 2 o 3 palmos más que una persona normal (alta), seguramente porque sus extremidades eran más alargadas de lo habitual y el tronco estaba encogido y encorvado. Una cosa que me sorprendió de verdad fue que los parpados de la cara estaban unidos y eran opacos, al contrario que el resto del cuerpo, y que no tuvieran oídos ni orejas.

Es mentira, al rato lo que más me sorprende es que haya seres humanos en la Antártida, mejor dicho, que haya vida en la Antártida. ¿Cuánto tiempo llevara la Antártida habitada por estos seres a los que me di el privilegio de bautizarlos como opakes?
Volvamos a la vida real. Los opaques e echan una tela grande y amplia por encima y me dan la vuelta. Colocándome yo encima de la tela. Cada uno de los opakes agarra un extremo de la tela. El telar se desgarra en ocasiones debido a las garras que tienen en lugar de uñas.
Se detienen en seco. Y empiezan a mirar a los lados. Paran de girar las cabezas y gruñen, las garras de los dedos se alargan exageradamente. Y me dejan caer al suelo, con la misma delicadeza con la que un alemán dispara con una metralleta en la guerra o un perro orina en un árbol.
Un opake me mira fijamente. Veo como una bala le atraviesa “de oreja a oreja”. Sus sesos vuelan como aviones de papel en el aire. Giro la cabeza de un lado a otro, de arriba abajo, de norte a sur, de mar a costa pero no veo nada más. Solo los otros opakes, me tiro al suelo en acto reflejo. En esta ocasión oigo rayos (sin haber tormenta), ¿de dónde provienen? Levanto la cabeza de entre mis rodillas y observo a los opakes chamuscados y electrocutados. Supongo que por los rayos que he oído y que no sé de donde cojones han salido.
Oigo ruidos, aclaro más el oído y consigo descifrar que son pisadas. Vienen de mis espaldas, me giro. ¿Ein? Aparecen 5 hombres con trajes de motorista y cubiertos de los pies a la cabeza. Van armados hasta las cejas, y las pistolas tampoco eran pequeñas. El que parecía el capitán o al menos quien hablaba me apunta a las cejas y me dice:
-después de lo que has visto, ¿no esperaras que te dejemos vivir?- me pregunta retóricamente. Yo no respondo, porque el choque que he recibido me ha dejado pasado y no me hubiera dado tiempo. Pues interrumpió un anciano, no de demasiada edad:
-esperad, dejadlo vivo. Lo llevaremos a la nave. Nos puede servir- dice con un tono arrogante propio de él.
El del tarje de “motorista” baja el arma y me desplazan hasta un lugar detrás de una duna de nieve y hielo. El viejo introduce una clave en un poste que hay en esta zona. En la nieve se abre una compuerta y entran todos incluido yo. Era una especie de garaje repleto de vehículos, con aspecto de trineo-moto-trimotor (rápido)-coche (mini), sin ruedas y excesivamente aerodinámico. El hombre viejo se gira y al ver mi cara de curiosidad, me dice:
-da igual que preguntes. No comprenderías su avanzada y complicada tecnología.-
Yo me subo en uno de los asientos añadidos al vehículo. El conductor lleva el nombre de Gjomma. Aunque intentara recordar, bastamente, como se llega o donde se sitúa no podría deciros si estaba en la Antártida o en el mismo polo norte.
En fin, ya hemos llegado y todavía nadie de los presentes me ha dirigido la palabra. Pero me da igual, me tranquiliza saber que sigo vivo.
Por lo visto son seres humanos, pero modificados algunos genéticamente y otros a base de descargas eléctricas o mutaciones. Esta, para mí, una noche de insomnio, vi al doctor Nivyl trabajando en un tanques de curación desde uno de sus ordenadores gigantes.
-Hombre pasa, pasa. Te voy a mostrar a tus compañeros- me saludaba mientras me señalaba que entrara con la mano.
-el primero y el líder es Gjomma5, lleva los colores blanco y rojo. Mira, te voy a explicar cómo funciona. Gjomma tiene el poder de emitir radiaciones que modifican las propiedades de la gravedad, es decir, su dirección (repeler o atraer) e intensidad.- explicaba mientras yo veía las imágenes en la pantalla del ordenador.
-el siguiente es Desvann7, el filosófico-zumbado, su color es el gris. Desvann lleva un uniforme de combate diferente por su habilidad: sus células pueden separarse y reunirse perfectamente e independientemente de si están unidas o no al resto del cuerpo.-
-luego esta Tenture9, el cerebrillo espabilado del grupo. Sus colores son naranja y azul. Este, al igual que Gjomma, también emite radiaciones, solo que estas cambian la temperatura de la materia orgánica e inorgánica.-
-ahora va Rayx6, el “nervios”, con el color amarillo. La curiosidad de este sujeto consiste en la elevada intensidad de su “electricidad estática”. Sus manos emiten casi el triple de voltios que recorren su cuerpo. Rayx, claramente, es rubio y mas pálido que el resto-
-también esta Villock7, color: blanco y azul. Sus estímulos de realización y captación están alterados para que sean más rápidos, bastante más rápidos y veloces que los de una persona normal.- acaba de explicarme el profesor. El doctor Nivyl, ahora cambia de ordenador y enciende la pantalla de este.
-después va Mentalose6, de blanco y violeta. Que emite pensamientos, alucinaciones, órdenes paranoias, etc. Mediante radiaciones y electricidad estática.-
- el último es Anden8 o niño-bomba, color: rojo. Es el gemelo de Desvann. Su piel tiene 2 capas la interior es ignífuga (al igual que su pelo y los trajes) y la exterior no solo es inflamable si no que también utiliza la temperatura interior del cuerpo para arder o incluso provocar una fuerte explosión. La capa interior separa el fuego de su interior y también regula la temperatura de las llamas y la dirección.-
Después de esta charla recupero un poco el sueño y me dirijo a mi habitación. La puerta de Mentalose6 esta entreabierta, miro por curiosidad y veo a una mujer desnudándose. La mujer se da cuenta de que la estoy mirando, pero no se gira. Oh, dios… veo como muta hasta transformarse en un opake. Se da la vuelta, ¡es un opake!. El opake se empieza a reír. Ahora recuerdo que Mentalose6 puede provocar alucinaciones. Cierro la puerta sin querer, habrá sido ella, ¡ha sido ella! La verdad, es que con ese uniforme no se notaba que fuera una mujer.
Continúo mi camino, y me acuesto pensando en que si es verdad todo lo que ocurre, si es verdad que estoy a salvo. Me parece que sí. Estoy seguro de que sí.

¡Mierda! Me despierta una alarma. A mi derecha hay un perchero con un traje de estos pero con los colores blanco y negro. Y con varias armas de fuego. Proceso la información: alarma + trajes + armas = opakes. ¡Opakes! Salto de la cama hacia el traje y me lo pongo, cargo las armas, busco a mis compañeros. No están, los vuelvo a buscar, vuelven a no estar.
Oh, dios… 2 opakes en el pasillo de las habitaciones. Con el ordenador incorporado en el casco, sé a dónde se dirigen mis balas. Disparo, ¡pum! le doy en el hombro. El opake herido se resiente y chilla del dolor de las balas liquidas que se funden con su sangre translucida mientras se muere inoxigenado.
El otro corre saltando por las paredes hacia mí con la furia de 3 huracanes y medio. Me cruza la cara con una de sus garras, escuecen más de lo normal. El otro deja de chillar, ya ha muerto. El otro se tira encima mía, caemos los 2 al suelo y manda mi arma a la mierda. Me levanta la mano para preparar un golpe letal.
Un disparo falla, no es mío. Miro hacia el final del pasillo, Gjomma5 está ahí. Él envía al opake a tomar por culo y lo estrella contra la pared. El opake se asfixia.
Una silueta aparece detrás de él. Cada vez se acerca más. Hasta que está pegado a él. La silueta salta y se engancha encima de él. Intento gritar, no puedo. Las heridas del opake duelen demasiado solo me quejo. Oigo risas. ¿Oigo risas? Sí, oigo risas. Un hombre de raza de color y con rastas largas. No tiene pies, en su lugar, tenia manos y la capacidad de estirar exageradamente sus extremidades además de su increíble flexibilidad y equilibrio.
-¡Ola amigo! Tú eres el nuevo. Que tal. Yo soy Jhon3-me saluda el hombre de goma.
Conforme avanza el tiempo llegan parejas y tríos. Entre las últimas, llega el profesor Nivyl.
-¿ya te has despertado? Perdón por los opakes, el techo recibió unas cuantas batidas con la tormenta de nieve. Jhon3 había sido atrapado por los opakes, los derrotó. Pero los opakes lo desarmaron y le quitaron el ordenador, a causa de ello, se perdió por el polo sur. Y estábamos buscándolo.
Jhon3 acaba de hacer lo que nadie había hecho, preguntarme por mi nombre:
-ey, desde que has llegado no has abierto la boca, ni siquiera sabemos tu nombre- me pregunta. A mí. Y todos giraos la cabeza hacia el doctor Nivyl, que siempre sabe lo que le preguntamos.
-A mi no me miréis. Viajero, ¿Cuál es tu nombre?- se escapa de la conversación el doc. Nivyl.
El doctor Nivyl era un hombre sereno, y con el pelo muy informal. Con nariz de águila, barbilla bastante pronunciada, y unas orejas de coliflor mas el lóbulo de la oreja muy colgandero.
Abro la boca, cojo aire y digo:
-no lo sé- seguidamente me quedo callado y en silencio.
Al adaptarme a su rutina, al entrenar cada día en el gimnasio, al aprender y manejar las tecnologías del profesor, entra en mi habitación y me coge del brazo.
-levanta, hoy es tu día- dice con una cara des concorde con sus palabras.
El profesor, a continuación, me lleva por un pasillo el pasillo de las habitaciones hasta una puerta que hay al fondo y que no había visto. El pasillo conduce hasta un pabellón forzado con protección nuclear y de todo: indestructible.
-colócate ahí en la capsula, esto te va a molar. Siempre y cuando… ¿te gusten las atracciones peligrosas?- me ordena/aconseja Nivyl.
Yo, directamente, obedezco y me siento en la capsula con un poco de capsula a pesar de ver ya a Nivyl como a un padre o hermano.
-relájate- ordena/ aconseja Doc. (Nivyl). Oigo como se encienden los aparatos, arrancan y se iluminan los botones de los ordenadores
Yo me relajo, no debería tener miedo, ni lo tengo, es mas ¿odio?
-¡¡¡Mierda!!!- interrumpe Nivyl en mis pensamientos.
Escucho, como se vuelve loco el ordenador. Hago la cabeza hacia adelante para coger impulso al levantarme con la máxima velocidad posible, pero un rayo y una jeringuilla me atraviesan el cerebro. Entre todo, incluso los gritos del profesor porque el ordenador se auto bloquea. Viene un recuerdo, no lo distingo pero es un recuerdo. Una palabra… ssssssssuuuuuuurrrrrrrr… no acaba ahí, pero antes de que la consiguiera se me escapa y quedo muerto en el sillón de la capsula.
¿Creéis que este es un buen final? Si o no, yo pienso seguir, hasta que se me gasten la manos si hace falta.
Me despierto…
Despierto, sigo en el sillón. El doctor Nivel me dice:
-¡¡¡has sobrevivido!!! ¿Te encuentras bien, necesitas ayuda?- dice para creerse lo de que estoy vivo. –tranquilo, ya estas a salvo. No volverá a suceder-me persuade para que salga de la capsula con ayuda de su mano. –vamos, lo volveremos a intentar-
-¡no, jamás. Muchas gracias por casi matarme y salvarme la vida, pero no seré nunca un experimento!- digo enfurecido, y con ganas de dispararle al profesor.
Al instante oigo como una pistola se carga, y acto seguido el arma dispara y yo recibo la bala en la pierna izquierda. Caigo hincando la rodilla derecha en el suelo y giro para … yo que sé, cuando a una persona le duele se pone a agitarse
-blanco o negro, luz o oscuridad, vida o muerte. Tienes que aprender y utilizar tu habilidad antes de 10 segundos, como mucho- me dice sin impacientarse.
-¡¡cómo quieres que aprenda algo que ni siquiera sé lo que es en menos de 10 segundos, viejo chiflado!!-
-dirás 9 segundos, je,je-
Noto como la ausencia de oxigeno me causa un dolor tremendo en el pie y va ascendiendo.
-8- sigue contando el profesor-7,6-
Tengo que aprender, debo aprender a usarlo.
-5-dice.
–ocnic. Sies, eteis, ohco. Ej, ej, sodnuges eveun sarid-
-!!odalfihc ojiev, sodnuges zeid ed sonem ne se euq ol és areiuqis in euq ogla adnerpa euq sereiuq omoc¡¡-
-ohcum omoc, sodnuges zeid ed setna dadilibah ut razilitu y rednerpa euq seneit. Etreum o adiv, dadirucso o zul, orgen o ocnalb-
-!otnemirepxe nu acnun eres on orep…-
-pero… ¿no… seré… nunca…un… experimento?- digo extrañándome muchísimo de lo que había pasado delante de mis ojos. Pero a pesar de ello, pude pensar:
-¡no dispares!- grito al profesor.
El profesor rompe a carcajadas y me informa entre risas:
-enhorabuena, has retrocedido en el tiempo. ¿Te vas a quedar ahora?-
-como le odio profesor- eso significa un sí.
-acostúmbrate a ese poder- añade dando pie a otra frase. –ya pronto saldrás al exterior con el resto- me anima Nivyl.
- ¿me explicaras en qué consiste, no, digo como funciona el retroceso en el tiempo?-
-izquierda: no solo retrocedes, lo manipulas a tu antojo. Y derecha: te explotaría el cerebro si lo intentaras comprender, ja, je.- con su típico tono arrogante que tanto le caracteriza. –y de nombre ¿cuál?-
-no se- respondo
-Yack, o Surius, o Retrock, o cualquier cosa. Decídelo tú-
- _______2 (elegid el nombre y colocadle el numero 2 seguidamente) mola, te pega bastante. –Ahora ya tendrás habitación propia, dejaras de dormir en la despensa-
No sé si eso me alegra o me desagrada.
-decide, ¿Cuáles serán tus colores?- me ayuda el doctor Nivyl a decidir.
- _______ y ______ esta guay-
En los días que me encuentro aquí, me pregunto sobre los opakes criaturas con un gran parecido a los humanos, ¿cuántos opakes habrá en toda la Antártida? ¿Cuánto tiempo llevaran viviendo en la Antártida? ¿Son criaturas surgidas de la contaminación? ¿Una nueva raza que la Tierra desconoce? No sé.
Tantas preguntas. Los sobrevivientes no me han contado a que expedición pertenecían, yo ahora mismo me acuerdo.
Suena el despertador de mi mesilla, pero yo ya estaba levantado. Y para lucirme retrocedo en el tiempo para apagarlo antes de que suene. Una sonrisa en mi expresión facial me decía que comenzaba una nueva vida.
Me dirijo a través del pasillo, hacia la cocina. Todavía se oyen los ronquidos de Gjomma6 y Anden8. Son los que más duermen bueno en realidad Anden8 se levanta de 3:30 a 5:00 luego vuelve a dormir, quien sabe lo que hará.
Desvann es el que se aleja siempre de la sociabilidad, el se sienta en una esquina con una silla, las piernas sobre el respaldo y la cabeza y la espalda apoyada entre las 2 paredes. Es algo que quería resaltar de él.
Tras levantarse todo el mundo, el Dr. Nivyl me dice que vaya con Jhon3, Villock7, Desvann, Anden8 y Mentalose6 de excursión en dirección sur.
Ha llegado la hora todos con su respectivo armamento y “traje de motorista”. Caminamos durante unos 10 minutos en dirección oeste al almacén de vehículos.
Yo me quedo viendo las moto-trineo, hay también unas “motos” con un diseño muy futurista: 2 ruedas muy anchas, muy anchas, la moto es muy baja pero separada del suelo 45 cm (a ojo), el asiento esta de forma que el piloto tiene que ir tumbado, un techo de cristal, el manillar se encuentra en el eje de la rueda, el conductor ve el exterior a través de cámaras.
Pero el vehículo que cogemos está dividido en 3 partes la cabina del conductor semejante a la de un helicóptero, en la segunda parte los asientos están mirando hacia las puertas que se abren hacia arriba. Y en la última parte está el motor, su función es de transporte no es una maquina bélica.
No sé bien para qué sirve la excursión, pero estoy tranquilo, lo averiguare pronto. Pilota Villock7, y Jhon3 es su copiloto, en la cabina estamos Desvann7, Mentalose6, Anden8 y yo.
A los no sé cuantos minutos, casi una hora. Paramos en seco, antes de que se abran las puerta hacia arriba Desvann7 ya esta fuera con sus armas cargadas, todo el mundo se avalancha al exterior de forma espectacular.
-ya habéis llegado, perfecto- oigo decir al doctor Nivyl, seguidamente pego un salto del susto pues allí no está dNy (doctor Nivyl).
-tranquilo _______2 solo me estoy comunicando con el micro ordenador que llevas incorporado en el casco, ya le iras pillando el tranquillo.-
-activar el zoom nivel 57, 38 grados al sur, altura superficie, el satélite tiene obstáculos que impiden la visión, investigad vosotros- esa sería la misión de la que hablaba dNy.
Está muy lejos, para verlo en perfectas condiciones. Pero se distingue perfectamente una cúpula forrada.
-será mejor que avancemos- determina Desvann7.
Encima del motor del vehículo (que llevaba las letras de VHT) están tres pirámides de un metro pero sin esquina superior, son pequeños motores de poco combustible y velocidad que se utilizan en urgencia o según las circunstancias y con las letras de MVT. Cada 2 cogimos un MVT y acatamos la orden de Desvann7. Yo voy con Mentalose6, Jhon3 va con Villock7 y los gemelos juntos.
El ordenador del casco fallaba, es extraño que tal tecnología fallase. No estamos seguros aquí, este es un mal lugar para estar desprotegidos, habrá que tener los ojos bien abiertos.
-hemos perdido la comunicación con Nivyl- evidencia Jhon3. Todos le respondemos con una mirada de “anda, no me digas, en serio”.
Tras una media hora aproximadamente en dirección a la cúpula el terreno sufre un gran descenso muy vertical, que provoca una sensación de insignificancia increíble. Y no es la primera ley de la gravedad pero se parece, todo lo que baja sube, todavía con más verticalidad.
-hay demasiada altura como para bajar sin protección, daremos la vuelta. No se es imposible avanzar- intenta comunicar con Nivyl mediante el ordenador Desvann7.
El ordenador se enciende pero sigue sin comunicarse con el ordenador central de Nivyl. Y detecta 4 bestias a una velocidad media de 56 km/h y de un tamaño similar al de un oso macho adulto salvaje ascendiendo por la pendiente hacia nosotros.
Cada vez están más cerca, y el ordenador comienza a examinar los detalles de la bestia. Constitución de bisonte, dentadura de tiburón, cornamenta de toro, rastas con melena de león, 4 rodillas de elefante y cola de lobo.
Ya han llegado, la bestia más adelantada corre hacia mí, que soy el más próximo a estos basiliscos del hielo. El basilisco abre la mandíbula hasta alcanzar el tamaño de mi cabeza y salta encima de mí.
Yo me defiendo colocando los brazos cruzados delante de mi cabeza. Me arranca los brazos de un mordisco, el dolor es muy fuerte, pero la adrenalina modera ligeramente la intensidad.
Dadisnetni al etnemaregil aredom anilanerda al orep, etreuf yum se rolod le, ocsidrom un ed sozarb sol acnarra em. Azebac im ed etnaled sodazurc sozarb sol odnacoloc odneifed em oy.
El basilisco abre la mandíbula hasta alcanzar el tamaño de mi cabeza y salta encima mía. Esta vez en lugar de protegerme me tiro al suelo y ruedo hacia la derecha. Recupera la compostura y corre hacia mí, pero demasiado tarde ya le había disparado después de la caída.
El siguiente embiste a Anden8, y le aplasta y pisotea, pero Anden responde con una explosión de fuego, la bestia muere a causa de las fuertes quemaduras.
Jhon3 hace algo que solo Jhon3 hace, montar el basilisco. Mientras Villock7 le pega a 30 puñetazos/segundo. La bestia cae rendida e inconsciente.
Mentalose6 antes de que llegue la siguiente bestia le aturde, el basilisco vomita sangre y los ojos se le ponen blancos. La bestia cae rendida a unos 5 m.
Desvann7 lo marea, golpe por la derecha, golpe a la pierna, golpe al lomo, golpe al izquierdo, el monstruo flaquea, está confuso y mareado. Villock7 dispara al basilisco de Desvann7 y el animal muere.
-no serán los únicos de la zona volvamos a la base- determina Desvann7.
Obedecemos y volvemos al VHT. Desde el transporte llegamos a casa. Pero no será la última vez que inspeccionaremos ese lugar, regresaremos.
Nada más llegar le pregunta Nivyl:
-¿qué coño son esos basiliscos que nos han atacado?- le pregunto con las manos agarrándolos de los hombros.
-esas criaturas a las que tu llamas basiliscos son un grupo aparte de los vertebrados e invertebrados, son cartígaros, unas criaturas mutadas por la contaminación, que han casi suprimido su función de nutrición, son asexuales y caníbales, de colores fríos y de gran tamaño. Este grupo se resumen en unas especies: los opakes, los cartigueros, las cartigaves, los cartiles (cartiles comunes y cartisaurios), los cartiguas y los opakes o cartiganos.-
6 meses y 2 días después…
Si, por fin, después de tanto tiempo desde que descubrimos el cráter aquel, hoy iremos todo el grupo a investigar la esfera.
Esta vez salimos con todo, para cualquier situación, totalmente, y digo totalmente preparados para cualquier peligro natural, y con un equipo de comunicación con alcance global, inventado por el Dr. Nivyl (razón por la que tardamos 6 meses en regresar).
Salimos en dirección al aparcamiento, una ventisca nevada ha depositado 1 o 2 metros de nieve sobre el hielo y el paso es mucho más dificultoso.
En esta ocasión escogemos 2 VHT, los gemelos, Gjomma5, Mentalost6 y yo en un VHT, y en el otro Rayx6, Tenture9, Villock7 y Jhon3. Nivyl se comunicara con nosotros desde la computadora central.
Estamos a punto de llegar al foso gigante que rodea la cúpula. Todos, el Dr. Nivyl y yo hablamos en multiconversación. Al rato Mentalose6 se da cuenta de algo que nadie ha percibido, hemos perdido la comunicación con Nivyl.
-em chicos, y el doctor Nivyl?- pregunta Mentalose6.
Ambos VHT frenan bruscamente, Gjomma5 y Desvann7 discuten:
-deberíamos regresar, hemos perdido a Nivyl-
-no, ya perdimos la comunicación en una ocasión en el mismo lugar, Nivyl mejoro la comunicación, tardando 5 meses, y otra vez la hemos perdido, volvería a pasar lo mismo, avancemos-
Se somete a una votación:
Regresar: Tenture9, Villock7, Jhon3 y Desvann7.
Avanzar: Gjomma5, Rayx6, Mentalose6, Anden8 y _______2.
-avanzamos-
Bajamos los equipos de escalada y descenso.
-pausaremos en aquel pliegue horizontal- dice Gjomma5 señalando el saliente.
Solo queda Desvann7 y Villock7 por bajar. Mientras el resto recoge el equipo de rapel. Excepto a Anden8 que se le cae el pico pero al clavarse en la nieve suena a metálico. Se escucha una compuerta que se abre mientras chirria.
Lo que voy a describir a partir de ahora sucede en unos segundos:
El bloque se divide en 4 partes, el hielo se rompe y la nieve resbala al igual que todos menos Desvann7 y Villock7 debido a la inclinación de las 4 placas. Seguidamente caemos unos 20 metros, Gjomma5 es rápido y enseguida nos ingravida, pero las placas se cierran impidiendo escapar y dejando en el exterior a Desvann7 y Villock7. Pero yo no podía quedar atrás, retrocedo.
Una placa asciende y realiza la acción de suelo, unas compuertas en los laterales se abren dando a enseñar 2 luces de neón que giran a tal velocidad dando la impresión de una lamina que rodea las paredes. Estoy algo cansado, ahora estoy bastante cansado, vale, estoy agotado, estoy exhausto, no puedo ni retroceder en el tiempo y por lo visto mis compañeros también están exhaustos. Será cosa de las luces de neón.
Estas cesan de girar, y se abre una puerta. De ella aparecen 3 opakes armados y 2 mujeres veinteañeras. Una rubia con ropa bastante insinuante, minifalda de cuadros y camisa blanca abierta, mas unos tacones altos, armada con 2 pistolas y un puñal en la parte interior del muslo. En la base del cuello lleva tatuada la palabra Emilyn6. Y una morena de origen indio, con el pelo adornado con plumas azules, vaqueros ajustados y un chaleco marrón, armada con una espada corta y fina a la espalda y 3 dardos venenosos en el bolsillo del pecho izquierdo. La india lleva la palabra Nameko5 tatuada encima del pecho derecho.
Emilyn6 (la rubia), corre dando saltos y le mete el pie de una patada en la boca a Rayx6, él responde rápidamente agarrándola del muslo y tirándola al suelo. Nameko5 (la india) le sigue y pega un salto largo para pegar una patada, pero Gjomma5 le embiste anticipándose a la india. 2 opakes intentan inmovilizar a Gjomma5 mientras otros 7 entran en el túnel todos armados. Los opakes corren y nos apuntan con las armas a la espalda de cada uno.
Los opakes nos empujan con el cañón hacia la puerta, no ofrecemos ninguna resistencia total, Anden8 se queda el ultimo, mi opake me retiene al lado de la puerta, no quiere que salga, nos conocen saben nuestras anomalías, Anden8 sale antes que yo empujado por el opake.
Seguimos por un pasillo bastante largo, hasta un vagón-ascensor que se deslaza en horizontal y después en vertical, estamos viajando a la cúpula. Llegamos a otro pasillo semejante pero más ancho y alto. Mis compañeros son obligados a entrar a habitaciones individuales, solo quedo yo en último lugar. El pasillo se acaba y al final veo una puerta blanca, sin textura, fría, indiferente. He llegado a la puerta otro opake la abre, la habitación está invadida por una oscuridad y un silencio que me aunque por increíble que parezca no me aterra, no me asusta, me inquieta.
En cuanto se ilumina la habitación, hay una silla, es espaciosa algo estrecha con forma de rectángulo. Me empujan para sentarme en la silla, no lo aguanto le pego un codazo en el estomago, el otro me pega con un objeto metálico en la nuca y caigo al suelo arrastrado por el opake. Oigo un timbre, una alarma muy familiar mientras caigo.
*
Quedo con la vista a la luz y los 2 opakes, mientras escucho la alarma. Unas manchas nublan mi visión, las manchas crecen, aumentan, dentro de ellas existe la misma imagen, los 2 opakes me ayudan a levantarme, mientras que otros 3 defienden la puerta a base disparos, casi no puedo moverme los 2 opakes me ayudan a andar. Al otro lado de la puerta están Gjomma5 y Jhon3, peleando con 10 u 11 opakes. Levanto el brazo involuntariamente y les descargo una ráfaga de energía eléctrica. Gjomma5 y Jhon3 caen electrocutados junto a varios de los opaques, veo mi reflejo en una de esas puertas blancas, soy, soy, un opake. Corro apoyado en los hombros de los opakes que me ayudaban, mientras que unas manchas negras nublan mi vista otra vez. Hasta que mi visión es completamente oscura.
*
Abro los ojos, y estoy en la silla de la habitación, pero en una sala mucho más grande, casi gigante. 2 opakes escoltan la puerta, mientras que otros 6 están pegados a la pared y apuntando hacia mí. La puerta cruje, y seguidamente sale disparada hiriendo a uno de los opakes que la escoltaban.
Una mano y la silueta de una cabeza se distingue entre la oscuridad, los opakes se arrodillan ante una movimiento de su mano opake. El opake sale a la luz, lleva unos pantalones largos de camuflaje y una camisa negra, mas una tela con forma de una Y alargada y con un agujero en el centro de la Y para la cabeza.
El opake avanza con pasos lentos y decisivos, mientras me señala. No estoy amordazado, pero solo puedo mover el cuello, me está inmovilizando mediante Mentalose6.
-el poder de la sujestion es muy fuerte pero no lo suficiente ante una lógica resistente- le digo, y mentalizo que nada mas que es un engaño de mi mente.
Salto de la silla y corro hacia Surius ¿Surius? ¿Porque he dicho que el opake se llama Surius? Da igual, corro hacia él con la energía de un toro. Le embisto con el hombro y caigo al suelo. Pero el opake continúa en el mismo sitio y lugar. ¿Desvann7 también?
-¿quién eres?-
-Surius ¿no me recuerdas?-
-¿qué quieres de mí?-
-tu muerte-
Saldría corriendo por la puerta, pero sé que nada más salir habrá 30 opakes armados detrás de sus propias sombras. Y puestos a morir a manos de un opake, que sea el más fuerte y que me conoce, necesito respuestas.
-¿quién eres?-
-te repites clon-
El opake me levanta y me lanza hacia la silla, utilizando la gravedad, mediante Gjomma5.
-siéntate. Bien, lo último que vas a escuchar será únicamente el comienzo de la historia de la expedición numero 474. Formada por el científico experto en radiación, física y química, Nick Rock Vyllt, su hermano y capitán de expedición, Robert Rock Vyllt. El líder del grupo, Gregory Jommani Ston. El cartógrafo, Rayxmillon Peech Myels. El explorador, Desk Van Delorian Smith. La encargada de comunicaciones, Mina Rentay Losert. Y el mecánico, Vill Stock James-
Me quedo sin palabras.
-¿no hablas? Tu en realidad eres mi clon, un simple clon. Nosotros llegamos a esta base hace 93 años. Y nos instalamos aquí. Nosotros necesitábamos personas que trabajaran, mi hermano creo esas criaturas, cartiganos, pero antes de llegar a la forma más inteligente, tuvo que experimentar y crear criaturas más básicas, cartígaros, que luego extinguió. Un día algunos opakes se rebelaron contra nosotros conseguimos neutralizarlos, pero no nos quedamos de brazos cruzados. Nivyl utilizo las capsulas para inyectarnos radia…-
Los cristales del techo se rompen, son Gjomma5, Desvann7 y Anden8 que han venido a rescatarme, bien. Los opakes no hacen nada, hasta que Surius le hace una señal para que ataquen a mis compañeros.
Los opakes se colocan en formación, y disparan contra ellos. Desvann7 se desvanece para esquivar las balas y la caída. Gjomma5 se ingravida y repele las balas con gran esfuerzo. Y Anden8 explota lo suficiente para detener las balas y dañar a los opakes.
Surius me coge gravitatoriamente y corre hacia la puerta Gjomma salta y lo empuja contra la pared, Surius cae de espaldas, yo recibo un fuerte golpe en la cabeza. La sangre que me tapa los ojos es lo último que veo antes de caer desmayado.
*

Yo entro en unas de las capsulas de clonación del Dr. Nivyl, no tengo control sobre mis movimientos, es otra visión de esas. Ahora tengo forma humana, el ordenador se empieza a cargar y la capsula se ilumina. El ordenador hace un sonido que indica que está preparado, la capsula después del sonido descarga un rayo en mi cabeza un dolor me ataca, la fuerza del infierno no es de color rojo, el infierno no es una caverna gigantesca de llamas y demonios, el infierno es esta capsula. El dolor es ese infierno que estremece mi cabeza. El ordenador empieza a pitar sin pausa, un ruido descontrolado es emitido por el ordenador y la cápsula. Nivyl se vuelve loco intentando controlar la situación, mientras yo me deshago de dolor. Pero es inútil, el ordenador se apaga, y la capsula se calienta y se apaga, acto seguido se abre y de el salgo, retozándome entre llamas y olas de dolor. Mi piel es violeta claro casi transparente y mis ojos se cierran, no veo nada, pero cada vez mi visión se aclara, y puedo incluso ver por detrás de las cosas con menos calidad, al transparentarse las imágenes más cercanas.
Un sentimiento de ira me enloquece y corro hacia la cabina donde esta Nivyl con la ira de un maremoto. Me tropiezo con unos cables portadores de radiación y recibo una descarga radioactiva, con otra bandada de dolor.
*
Gjomma5 me lleva en hombros como los bomberos por un pasillo, ¿dónde está Surius? Desvann7, Anden8 y Nameko5 abren paso entre los opakes que nos impiden el paso, Gjomma5 lanza empujones de gravedad junto a Nameko5, Anden8 deja de correr y se detiene. Enseguida lo pierdo de vista con tantos opakes por medio, una quinta parte de los opakes no siguen. Nos detenemos nosotros después de unos 40 metros y cambios de pasillos, Gjomma5 se da la vuelta y puedo ver una puerta que nos dificulta el paso, entonces Nameko5 hace escribe un contraseña: 23303646 - T. Gjomma5 me deja en el suelo con Desvann7, arranca la puerta con la gravedad y la coloca como escudo hacia el pasillo de dónde venimos, entonces Desvann7 grita:
-¡¡¡ya, Anden8!!!-
Casi al segundo, como mucho, se oye una explosión y la puerta nos protege de las llamas y la onda sísmica. Tras el impacto, Gjomma5 acuesta la puerta en el techo y cuando Anden8 adelanta la puerta y en cuanto llegan los opakes, Gjomma5 hace caer la puerta aplastándolos.
Ya tengo fuerzas suficientes para levantarme, pero al correr necesito apoyarme en desvann7. Emilyn6 nos espera en una puerta lejos, al llegar nosotros nos la abre, y cierra antes de que lleguen los opakes, con una contraseña: 8993362. Estamos en el almacén de vehículos cada uno se separa del grupo y busca un vehículo. Gjomma5 escoge una bola de unos 3 metros y medio de diámetro, compuesta por 4 partes con un triple cañón giratorio automático, que controla con sus poderes. Desvann7 y Anden8 aparecen con motos, de una sola rueda con 4 ruedines en diagonal para mantener el equilibrio, 2 delante y otras 2 detrás. Las chicas han eligen un triciclo motorizado, 2 ruedas bastante finas encargadas de la dirección y una rueda cilíndrica de casi 2 metros de motor. Yo me enamoro de una moto muy baja, que tiene el asiento acostado bocabajo, con un cristal superior y que tiene el manillar en el eje de la rueda delantera.

Salimos de allí con los vehículos en dirección a la base, nos damos cuenta de que nos siguen 15 motos, 16 añadiendo a Surius. Gjomma5 dispara varias ráfagas, 4 opakes mueren y a otro se le avería la moto. Otros 2 opakes me placan, uno a cada lado, a mi derecha y mi izquierda, acelero y freno pero no me los quito de encima.
Otro opake llega por la espalda y me dispara, mi moto se incendia y antes de que explote mi moto retrocedo.
Odecorter otom im etlopxe euq ed setna y aidnecni es otom im, arapsid em y adlapse al rop agell ekapo orto.
Jugada de oro: Otro opake llega por la espalda, y mientras que dispara yo placo al de mi izquierda y me pego al de mi derecha. El izquierdo se inclina para chocar conmigo, pero intercepta el disparo de mi espalda.
El ordenador detecta una elevación a bastantes metros, lo aprovecharé. Apago el motor sin activar los frenos, y giro 90 Gº, colocándome en paralelo a la elevación.
-3, 2, 1…-
La moto se inca en el bulto y salgo volando. Retrocedo y decido darle más velocidad.
-3, 2, 1…-
La moto ha cogido demasiada velocidad y al dar la vuelta, la moto me aplasta, retrocedo y me preparo para activar los frenos en el bulto.
-3, 2, 1…-
-¡¡Lo he conseguido!! Menudo 360 Gº me he hecho en el aire-
La moto del opake se clava en la elevación, el otro se estrella con este y la explosión mata a otro. Todavía quedan 7 opakes contando a Surius.
Surius y otros 4 opakes están atacando a Emilyn6 y Nameko5. La india conduce y la rubia va de copiloto en una cabina incorporada. Un disparo certero rompe la unión entre la cabina del copiloto y la moto principal. Emilyn6 dispara contra los opakes, a este se le detiene la moto y explota, y otro muere. Pero Surius la mata de un disparo en la cabeza, triste que rápido puede morir una persona. Nameko5 dispara contra Surius pero mata a un opake, en lugar del líder. Surius realiza un movimiento con la mano a otro opake y al de al lado, para dar la vuelta en busca de Emilyn6.
Nameko5 llora de camino a la base. Todos nos entristecemos un poco.
-Ya hemos llegado-
Todos nos esperan: Rayx6, Tenture9, Villock7, Mentalose6, Jhon3 y el Dr. Nivyl.
Después de un rato, le digo a Nivyl:
-¿Qué sucedió hace 90 años?, Dr. Nick Rock Vyllt- le pregunto mientras nos separamos del grupo.
-¿Qué te dijo Surius?-
-acababa de salir Surius de la capsula y se transformo en un opake ¿te suena de algo?-
-el ordenador se volvió loco y los datos que tenia acumulados se descargaron en su cuerpo, los datos de los cartiganos y las radiaciones de Gjomma5, Rayx6, Anden8, Desvann7, Mentalose6 y Jhon3. El se volvió totalmente loco y me atacó controlando a los cartiganos mediante las radiaciones de Mentalose6. El huyó con bastantes opakes, unos años más tarde volvió con un ejército de opakes, y en esta ocasión tuvimos que huir, puesto que no nos pudimos enfrentar a tal cosa y nos refugiamos aquí. Cuando llegaste te utilice como cobaya para que no sucediese lo mismo 2 veces, y funciono. Cuando os envié allí, pensé que estaba abandonada puesto que Surius no tenía mucho conocimiento sobre genética y que se había quedado conectado el detector de comunicadores-
Me quedo sumido en la más completa oscuridad y silencio. Salgo por la ventana y cojo la moto y me dirijo hacia Surius. La biblia dice honra a tu padre y a tu madre, no soy creyente, pero en fin.
Estoy cerca del foso y detengo la moto. No sé cómo voy a entrar y todavía menos como me va a recibir. Siento la necesidad de unirme a él, he sentido todo el dolor y desesperación de lo que le sucedió en la cápsula.
-Te estaba esperando- me dice Surius dentro de mi cabeza. Acto reflejo me tiro al suelo y ruedo, para evitar el foco de radiación.
-no voy a hipnotizarte. A tu derecha hay una placa de hielo con forma de pentágono gírala hacia la izquierda 474º exactamente calculando con el ordenador-
-¿no bastaría con 14º?-
-no, morirías electrocutado- me avisa Surius sin darle pena si muriese electrocutado.
Decido girarla 14º a la derecha y seguidamente se abre una escotilla.
-bien, eso me demuestra que no eres tonto, eres más listo de lo que creía, Surius2-
Una escalera lleva a una sala unida a un túnel con vías, por estas llega un vagón. De él salen 5 opakes con unas chapas de color verde, azul, blanco, negro y rojo.
-entra- me dice uno de ellos. Yo entro en el vagón y Surius me dice:
-si la luna es blanca, el océano es azul y el sol es amarillo ¿de qué color es el cielo?, según el color, el opake intentará matarte- me dice mientras el vagón comienza a moverse.
¿El color del cielo? ¿Azul? No, cuando amanece el cielo es rojo, cuando es de noche es de color negro y las nubes son blancas.
Patada en el estomago al de la chapa negra, ahora agarro al de azul y lo lanzo por la puerta del vagón. El azul se recupera e intenta empujarme para lanzarme por el vagón. Pero retrocedo y salto por encima de su espalda. Acto seguido le pego un codazo en la mejilla y el cae del vagón a las vías. El rojo me estrangula y el blanco me pega puñetazos en el torso. Yo en un esfuerzo salto y le pego un empujón con las 2 piernas para que caiga por la puerta. Hago otro esfuerzo y me inclino hacia delante para levantarlo y estamparlo contra la pared. El opake se abalanza contra mí pero lo cojo del cuello y el da una voltereta en el aire. La caída le rompe el cuello y muere en el suelo.
-muy bien, me alegro de que lo hayas acertado. Era una adivinanza que me contaba mi progenitora cuando era joven-
El vagón llega a su destino, una sala central de la cúpula. Allí Surius me recibe con una túnica a una separación de medio metro sobre el suelo.
-opakes, atacadle- ordena a 10 opakes mientras les hace una señal con varios dedos.
10 opakes armados con lanzas se dirigen hacia mí sin realizar ninguna formación de combate.
Retrocedo y antes de que Surius diga nada tengo el garfio sacado atado a una cuerda.
-opakes, atacadle- ordena a 10 opakes mientras les hace una señal con varios dedos.
10 opakes armados con lanzas se dirigen hacia mí sin realizar ninguna formación de combate.
Lanzo el garfio a una lámpara con una forma extraña. Fallo, retrocedo y esta vez se queda enganchado. Me agarro a la cuerda y me impulso contra los opakes, el que esta encabeza prepara su lanza, pero doy una vuelta y con mis pies los enredo en la lanza y la tiro al suelo. Seguidamente caigo encima del opake desarmado derribando a otros 2 que estaban detrás de él. Suelto la cuerda y cojo la lanza que con ella apuñalo a 2 de los 3 que han caído pues el otro está inconsciente. Me defiendo con ella ante los otros 7 opakes, acribillo a uno y le corto la cabeza a uno más. Escalo por la cuerda a una altura de 6 metros y los opakes me siguen, la lámpara no resiste y se desploma. Pero retrocedo, salto de la cuerda y doy una voltereta en la caída para no sufrir lesiones graves. Sobreviven 2.
-¡¡basta!!- grita Surius interrumpiendo la pelea. –ya está listo… (graul, graul) onomatopeya-
La pared de mi izquierda empieza a retumbar. Y la pared se divide en 3 tiras que se doblan dejando un hueco de casi unos 65 metros. De ella aparece un elasmosaurus.
Surius le llama la atención y me señala.

Cojo las lanzas, las parto por la punta afilada excepto una y le lanzo las puntas. En cuanto atraigo su atención dejo de lanzarlas. Me aplasta, pero retrocedo y lo esquivo.
-¡¡Idea!!- le lanzo la lanza a la cabeza para que intente morderme o mejor dicho comerme. -¡funciona!- retrocedo una o 2 veces o 7, tantas veces como hace falta para engancharme en su cara con las puntas de lanzas. El dinosaurio agita la cabeza pero en cuanto me caigo retrocedo.
Los ojos de los opakes están cubiertos, este en cambio no. El ojo es enano, como una pelota de tenis, pero la cavidad ocular es exageradamente grande. Quepo si me encojo.
Le arranco el globo ocular, a pesar de la cantidad de sangre que expulsa me introduzco en la cavidad ocular. Utilizo los nervios y las venas para hacerme un arnés improvisado.
La bestia agita la cabeza, al rato se detiene. El monstruo se acerca a la pared y empieza a golpearla con el lado de la cabeza donde estoy yo. Los golpes me destrozan el lado derecho pero el Graul lleva demasiado tiempo realizando la misma acción y el cráneo de la bestia se fractura por momentos y cada vez sale más sangre por el conducto ocular.
El monstruo cada vez tiene menos vitalidad, la pared en un momento cede y se derrumba junto a la bestia. El dinosaurio a muerto pero mi pierna está atascada entre las partes del cráneo. Aun así, la sangre me ayuda a escapar.
Jhon3 entra inmovilizado por 2 opakes, el esta escuálido y con marcas de tortura.
-he aquí la ultima, mátalo- me ordena Surius.
Esto es un acto muy difícil, llevo poco tiempo con ellos pero una lagrima ardiente se desliza por mi parpado y me da que me arrepentiré de esto, si no me he arrepentido ya.
-Jhon si quieres ser libre deberás luchar contra tu compañero-
Esto va a ser muy difícil, pero estamos en las mismas condiciones. Él torturado y yo medio destrozado envuelto en sangre de elasmosaurus.
Los opakes lo sueltan y él cae al suelo cual cuerpo inanimado. Se intenta levantar, mientras yo me acerco con pasos largos e indecisos. Ya ha levantado las rodillas, pero le doy un golpe entre el cuelo y el hombro, obligándolo a caer al suelo.
La puerta se abre interrumpiéndome. De ella aparecen todos mis compañeros incluido Nameko5 y el doctor Nivyl, ¿y Jhon3?
El silencio inunda la sala.
Mi cerebro está bloqueado no se qué hacer ni decir ni pensar. Solo espero que suceda algo en esos 30 minutos, que en realidad solo es un segundo. Pero no me quedo quieto, jhon3 que esta escupiendo sangre en el suelo helado levanta la cabeza y hace el pino dándome un puñetazo en la cara con la mano inferior izquierda. Le doy una patada alejándolo y se incorpora a unos metros. Gjomma5 lo arrastra hasta ellos Gjomma frente a unos 2 metros lo ingravita y Anden8 lo quema. Gjomma5 después de que ser calcinado Jhon3 lo lanza frente a mí. El cuerpo está quemado pero se distinguen algunos rasgos que no han sido quemados. No es Jhon3, esta mas alto y más delgado. Sus ojos empiezan a volverse opacos de un color grisáceo y la piel muy pálida.
¿Qué demonio es, entonces? ¡Es un opake!
¿Qué demonio es, entonces? Esa frase retumba en mi cabeza una y otra vez.
*
Ya tengo otra visión de esas, las machas esconden otra imagen. Esta vez veo a través de un cristal, en el reflejo puedo distinguir una sala muy grande repleta de cápsulas como la mía y Surius y ¿Surius? Esto no me lo puedo explicar. Están discutiendo:
-no, estas equivocado. No estás siendo lógico y mucho menos inteligente- dice el más joven.
-a mí, no me hables así, Surius, recuerda quien es tu creador y tu progenitor- le responde firmemente.
¡Es su clon! ¡Es su clon! El joven es el clon de Surius, el es Surius2.
-tú me has enseñado todo lo que sé, creía que yo sería el escogido. No es justo- dice Surius2.
-¿Quieres que te escoja a ti como el emperador de los opakes solo porque te enseñe a ti únicamente?- le pregunta Surius.
-¡¡no!! Lo que no permito es que le escojas a él por haber nacido humano- se queja Surius2.
-Surius, no espero que me entiendas, solo que respetes mi decisión pues tengo mis motivos- se impone Surius.
-no es justo, Nortman. Solo lo has elegido al nº 92 por ser humano-
-no es cierto, y su nombre no es nº 92, es Retrock-
-no tienes nada de razón, el también puede absorber radiaciones y no es humano- dice Surius ahora Nortman.
-¿Qué demonio es, entonces?- grita Surius2.
*
Regreso a la realidad.
-tú no eres Surius ni Nortman, tu eres Surius2-
-¡¡¡no!!! Yo soy el sucesor y heredero del nombre de Surius- niega rotundamente Surius. –opakes, ¡atacad!- ordena con la mano a 20 opakes.
Los opakes corren con la brutalidad y fuerza de una tribu bárbara a pesar de su delgadez. Están llegando a Gjomma, pero él se lo impide inclinando la superficie pero no es suficiente. Anden salta de entre sus compañeros y corre con los brazos abiertos hacia ellos, un opake se adelanta a él pero lo tira de un codazo al suelo y le quema la parte superior del cuerpo. A Tenture se le inunda un ojo de lagrimas peo no llega a llorar y Gjomma inclina la cabeza como símbolo de respeto por el acto más valiente de Anden.
Anden mientras corre desprenden llamas que quedan en el aire dispersas. Ya ha llegado y los opakes le rodean se suben encima de él para impedirle el paso, no son suficientes así que Surius envía a otra docena de opakes.
Anden continua a pesar de la cantidad de opakes que están encima de él sujetándole. Él consigue avanzar lo suficiente hasta que consigue una distancia razonable entre él y Surius. Una vez se detiene, por los opakes solo queda visible su ojo derecho pues el resto está siendo bloqueado por sus soldados. Y de entre los huecos se escucha las palabras de:
-podrás ser el más poderoso de toda la Antártida pero no olvides que por muchos opakes que te obedezcan estarás solo y apartado-
Surius no responde solo coloca la mano de forma que la palma queda hacia arriba y luego la gira significando el aplastamiento de Anden, seguidamente el montón crece.
Espera… un rayo de luz surge entre los opakes y aparece una llama, la llama de la esperanza pronto el montón empieza a arder como una hoguera, y el fuego sigue creciendo. La acumulación de cuerpos quemados tiene impulsos en momentos y cada vez más grandes. Una explosión gigante surge de Anden y los opakes quemados otros todavía ardiendo vuelan por toda la sala.
Anden queda en el suelo tumbado bocabajo y quemado completamente.
Y de la esquina más recóndita se oyen las palabras más frías que he escuchado del Dr. Nivyl. –sí, se confirma el fallecimiento de nuestro compañero y sobretodo amigo Anden, Desk Van Delorian Smith explorador de la expedición nº 4-74-
-¡¡¡no!!!- grito mientras corro hacia Surius pero otros opakes me agarran. 2 me sujetan los brazos completamente y otro me tiene agarrado por el cuello y el tronco.
Pero esto no queda así, detecto como mi temperatura corporal disminuye según el ordenador. Mis músculos intentan contraerse, pero los opakes no ceden y me sujetan con fuerza.
Los opakes me sueltan y me observan fascinados, al igual que Surius y el resto de mis compañeros.
Mis músculos siguen contrayéndose y sufro un fuerte dolor en las articulaciones, en la columna vertebral, el esternón y en el cráneo.
Caigo al suelo, recibo espasmos corporales pero a no pasan 10 segundos hasta que ceden. Una vez haya pasado me levanto los ojos me denle y no veo, percibo la luz pero no tengo ningún campo de visión.
Una vez arriba y los pies han cambiado su estructura ósea y muscular, de forma que me apoya sobre la puntera. Mi caja torácica también es distinta, el esternón esta desplazado hacia delante y da impresión de cono.
Mis huesos cubito y radio son más alargados y están más separados pero unidos por una estructura cartilaginosa que crea un relieve en la piel, mi columna se ha transformado, se ha vuelto más grande y ha desarrollado 2 extremos óseos que sobresalen de la piel. Y mi cráneo se ha fragmentado.
Soy un opake más extraño todavía…
-Agarradlo- ordena Surius a los opakes. Estos obedecen y me intentan sujetar pero mi musculatura ha cambiado. Extiendo los brazos y me tiro de espaldas aplastando a los opakes que me sujetaban. Otros llegan pero salto y paso con una diferencia de un metro de ellos. Este cuerpo tiene cosas impresionantes.
Me giro, se giran. Con el codo le hundo el rostro en el cráneo a un opake, y otro se dispone a atacarme pero mi puño en el estomago es más rápido y lo levanto del suelo. Lo cojo de los brazos y lo lanzo contra el otro que se dirigía hacia mí.
Mientras, el resto no se queda de brazos cruzados y actúa. Gjomma atrae varios opakes y Rayx los electrocuta con cuidado de no dañar al resto. Surius manda a 10 opakes contra mí, con un gesto limpio de su mano.
Ellos corren hacia mí, yo hacia ellos. A poca distancia salto con los pies juntos le doy una patada a la altura del pecho, con esto consigo derribar a varios de ellos. Los que no han caído me rodean y acorralan, los otros no tardan en levantarse.
En ese momento Surius grita una palabra al viento mientras me señala:
-¡¡¡vuruye!!!-
Al instante una masa de opakes se abalanza contra mí y 3 de ellos me tiran al suelo. Seguidamente uno se coloca encima mía, y otro, y otro. La pirámide se desborda pero los opakes se mantienen. Los opakes empiezan a disiparse de forma increíblemente rápida. Y se apartan de mí. Tras incorporarme o mejor dicho mientras observo grandes quemaduras en lo opakes que estaban encima mía. Observo mi estomago y mi pecho, no tengo quemaduras pero los trozos de tela que no han sido destruidos por la mutación están quemados.
Anden susurro únicamente para mis oídos, entonces me viene a la mente la reciente imagen de la muerte de Anden. Sin intención miro su cuerpo, está siendo registrado por 2 opakes. Ahora si que lo veo y lo siento como la temperatura exterior aumenta, es Anden…
Las manos me arden, el fuego crece y abarca la parte superior de mi espalda y los brazos. Los opakes se asustan, como si hubieran visto un fantasma exterminador.
Creo un círculo de fuego con el que derribo a los opakes, corro lleno de ira hacia el cuerpo muerto de Anden, es Anden pero está muerto, soy realista.
Los opakes no perciben mi presencia hasta que me quedo muy cerca. Al llegar al cuerpo de Anden decímetros antes me detengo y salgo disparado con los brazos abiertos contra ellos.
Los empujo y caen al suelo. Los opakes están electrocutados y tiesos.
¿Rayx?
Me miro las manos, la electricidad pasa entre mis dedos.
Surius se levanta de su trono con cara de extrañez y susto. Levita y desciende por las escaleras. Sus pies no tocan el suelo hasta unos metros en los que se detiene en el aire y apoya las plantas de los pies en el suelo. Seguidamente levita a la vez que levanta los brazos simétricamente.
Surius crea una gravedad hacia mi desde donde esta él. Se deja caer hacia mí, pero yo me tiro al suelo y me pasa rozando. No estoy acostumbrado a este cuerpo y consigue darme en la espalda.
Retrocedo, espera, no lo consigo. ¿Qué me sucede, porque no puedo retroceder? Será cosa de mi transformación.
Retorciéndome por el dolor de mi espalda, Surius aprovecha para levitarme y lanzarme contra el techo, seguidamente el salta y me pega un puñetazo, antes de que pase medio segundo vuelve a saltar y me pega una patada en el estomago, repite esto varias veces sin que yo me mueva en el aire es demasiado rápido. Con el ultimo caigo al suelo mientras que el queda quieto en el aire con los brazos y las piernas cruzadas. Abro los ojos con esfuerzo y me levanto mientras me incorporo. Seguidamente alzo la vista a Surius y… ¿qué?
Están todos en una pared, espera… yo estoy en una pared ¿Gjomma?
Es increíble salto y me lanzo contra él. Pero me esquiva y me estrello contra una esquina.
Gjomma, Rayx, Jhon, Mentalose, Villock, Tenture y Desvann defienden al Dr. Nivyl de todos los opakes, pero les cuesta bastante aunque Anden redujera el numero de opakes, casi la mitad pero han llegado refuerzos.
Rayx y Gjomma juntan sus espaldas y unen sus manos para crear una bomba eléctrica que lanzan contra los opakes. Pero ay un error y la bomba se descontrola demasiado electrocutando Jhon.
-¡¡¡Jhon!!!- gritan todos de tristeza y de dolor, incluido yo.
A Jhon le hubiera sido muy útil ser de goma, pues no sería conductor. Pero no es así.
Yo aprendo de ellos y creó una bola de gravedad del tamaño de una bola de bolos con electricidad contenida y ráfagas de fuego, a partir de esta, saco 2 del mismo tamaño y las coloco una en cada mano. Se las lanzo a Surius, una le da en el hombro y la otra la detiene. El hace igual que yo y la dobla, una y otra vez hasta crear 8.
Esto le cansa tanto que deja de levitar y empieza respirar profundamente.
-Muere nº 92- grita mientras que junta las bolas en una todavía más grande, del tamaño de una rueda de camión y me lanza casi sin fuerzas.
Después del lanzamiento le cuesta mantenerse de pie.
La bola va lenta pero es enorme y no la puedo esquivar me siento inmóvil.
Algo me atraviesa, es Desvann lanzado por Gjomma y se materializa para detener la bola y morir por mí. Desvann da su vida por la mía.
-Desvann-
Las muertes están siendo muy rápidas, una lágrima cae por mi mejilla.
Creo otra bola del mismo tamaño y la reduzco hasta el tamaño de una pelota de tenis.
Inclino mis brazos hacia atrás con la pelota entre mis manos y levanta las piernas para coger impulso al lanzar la bola de radiación. La bola va muy rápida, es casi imposible de esquivar.
Desaparece. ¿Mentalose? Me ha engañado. Nunca ha estado ahí.
Maldita sea. Me apoyo en la pared y me impulso contra él.
-¡¡¡mi nombre es Retrock!!!-
Le pego un puñetazo en el ojo y lo lanzo contra los opakes.
Él en lugar de volver a la batalla de los aires, ataca a mi compañero más cercano, Tenture.
Lo levita y se contrae, tanto que se desfragmenta de la cintura y de el brazo izquierdo.
Es la muerte más dolorosa de las que he visto o recuerdo.
Tenture…
Lo siento, expedición 4-74…
Mis fuerzas se desvanecen y caigo inconsciente al suelo. La caída me ha hecho daño en el brazo derecho, y un rasgo de mi mano derecha me descubre que he vuelto a ser humano. ¿Qué ha sucedido?
-cuidado- me grita Villock. Surius me tira una ráfaga de fuego pero Villock es más rápido y me salva de las llamas, pero una le alcanza a él y le deja cojo.
Surius aprovechando la inmovilidad de Villock le lanza una descarga eléctrica sin que nadie pueda hacer nada. Un rayo se acerca a la persona más aproximada, Mentalose. Pero Rayx se coloca delante de ella e intenta igualar su carga eléctrica, aunque es demasiado fuerte y termina por mandar por los aires a Rayx.
Gjomma coge ha Surius y con los ojos secos sin una lagrima que inunde sus parpados, le empuja contra una pared con tantas gravedades que consigue hacer un agujero en la pared.
Dr. Nivyl lo sujeta sobre sus hombros pero Gjomma es demasiado pesado par un hombre de su edad y cae al suelo junto a su fiel compañero, que mas que un amigo era como un hijo para él.
Ya ha acabado todo, ¿qué diablos voy hacer ahora?
Por ahora me levanto apoyándome en la pared. Todos están heridos o han muerto, excepto Mentalose. Que la miro y ella a mí con una cara de tristeza y preocupación
-______ o Retrock, he detectado... el pensamiento de Surius-
Una pared cruje y una risa se oye por detrás.
La pared se derrumba, entre los escombros sale un opake, es Surius. Y está en mejor estado que yo. No tengo ninguna posibilidad de sobrevivir.
*
-¿Qué demonio es, entonces?- grita Surius. Y lanza un rayo inmediatamente contra el ordenador principal. Ya no respiro y el resto de los tanques tampoco reciben oxigeno.
Surius me saca del tanque y me sube a hombros. La sala se llena de opakes que aporrean los cristales de los tanques mientras mueren ahogados.
Nortman corre hacia la pared mientras la grieta con las radiaciones de Anden8 pero no se destruye, solo se hace una pequeña grieta por la que con las radiaciones de Desvann7 se podría pasar.
Surius no nos sigue. Yo no me puedo mover estoy adormilado. Nortman se dirige a un trapecio tridimensional de unos 2 metros de altura.
Subimos a la cima y abre una puerta que lleva a unas escaleras y estas a una sala muy estrecha con armarios horizontales giratorios con motos acumuladas.
Escoge una y salimos de allí. Yo voy en un asiento de copiloto. Salimos de allí, pero a lo lejos se oye sonido de un motor, es Surius en un tipo de trineo que nos sigue. Recibimos un disparo en la parte opuesta a la mía, Nortman hace Zip zap y conseguimos esquivarlo. Pero los disparos cesan y Surius se detiene.
Ya lo hemos perdido de vista. Ya sé que debería alegrarme pero en su lugar me preocupa aun más, y Nortman también. Detiene la moto y mira a todos lados, algo malo va a ocurrir.
De repente se baja, arranca el asiento del copiloto y me lanza con él muy lejos. La imagen se emborrona y antes de que desaparezca, la moto explota junto a mis glándulas lacrimales matando a Nortman.
*
-opakes, soy Nortman- grito en la sala. Los opakes me prestan la misma atención que si un desconocido grita en una sala.
-arrodillaos frente a vuestro verdadero emperador- les ordeno con cara de que si esto sale mal voy a salir muy perjudicado.
Pero aparece el primer rayo de sol al amanecer, un opake se arrodilla con la pierna derecha tumbada en el suelo. Tras él una ola propia de los estadios de futbol se arrodilla ante mi persona. Soy su emperador, soy el emperador Retrock, emperador de la Antártida.
-Surius muere- le digo mientras los opakes se levantan y se giran hacia Surius.
Los opakes corren hacia él, pero Surius no se rinde y ataca con grandes descargas y llamaradas. Con las radiaciones de Gjomma levitan varios fragmentos desprendidos de la pared a causa del monstruo Graul y derriba a bastantes opakes. Surius al ver que son demasiados corre hacia una pared exterior. Y entre las grietas causadas por los daños se escapa Surius mediante las radiaciones de Desvann.

Surius corre hasta su vehículo, y viaja al océano, está llegando a la costa. El hielo se agrieta, Surius se derrumba en el hielo y cae al agua helada.

“Esto es una historia que no pretende explicar nada, simplemente ha sido creada para ello, para lo que sirven las historias… como un entretenimiento”
Volver arriba Ir abajo
Ver perfil de usuario
Contenido patrocinado




MensajeTema: Re: EL LIBRO DE TXEMA - SECRETOS DE LA ANTARTIDA   

Volver arriba Ir abajo
 
EL LIBRO DE TXEMA - SECRETOS DE LA ANTARTIDA
Volver arriba 
Página 1 de 1.
 Temas similares
-
» Los Secretos de los Genios de la Creatividad - Libro -
» Para conocer los secretos de NICK FURY
» Álbumes que deberían estar en el libro "1001 discos que hay que escuchar antes de morir"
» GTA 5 confiesa todos sus secretos
» ¿Que libro estas leyendo ahora?

Permisos de este foro:No puedes responder a temas en este foro.
MolinosRol :: Descargas :: Multimedia(videos, fotos, libros..)-
Cambiar a: